¡Abracadabra, pata de cabra! ¡Preparaos  porque ésta bruja os trae hoy la calabaza más espeluznante, mortífera y hambrienta de todas! Ejem… bueno, sí, es que como soy una bruja un poco cocinillas, ya de paso he aprovechado lo de dentro para hacer un par de recetas. Lo he echado todo al caldero con unos ojos de sapo y sudor de ogro y, fíjate tú, me ha salido un risotto.

Ingredientes

  • 1 Calabaza
  • 1 diente de ajo
  • 2 pimientos naranjas o amarillos
  • 250g de arroz
  • 1 ramillete de cebolletas (sustituible por cebolla)
  • 1 puñado de queso rallado
  • 1 chorrito de nata líquida
  • Caldo de verduras o una pastilla de avecrem

Noticias relacionadas

Así que ya sabes, este Halloween consigue una calabaza, conviértela en la más terrorífica del barrio y afílate los colmillos porque este risotto está ¡DE MUERTE!

 

Preparación

Lo primero de todo es preparar vuestra calabaza. Tomaros vuestro tiempo, retirad las pipas y las hebras del centro y tiradlas. Después se va quitando carne de los laterales y lo ponemos aparte para la receta. Si es una calabaza muy grande usaremos solamente la mitad.

– Picamos todos los ingredientes muy pequeños.

– En una sartén muy profunda, wok u olla, echamos un buen chorro de aceite y con fuego medio-bajo añadimos la cebolleta y el ajo picados. Bajamos el fuego al mínimo.

– Pasados uno o dos minutos añadimos la calabaza y el pimiento. Vamos removiendo para que se vaya reblandeciendo todo.

– Cuando se empiece a reblandecer echamos dos vasos de caldo caliente (de verduras o agua con una pastilla de caldo diluida).  El agua debe estar a punto de hervir pero sin llegar a hacerlo.

– Añadimos sal y especias (romero le va muy bien).

– Después de 15 minutos añadimos el arroz y mezclamos bien. Mantenemos el fuego siempre al mínimo y removemos de vez en cuando, añadiendo agua caliente si vemos que se va quedando sin líquido o a que los granos de arroz de arriba ya no les llega nada de agua.

– Cuando esté hecho el arroz dejamos reducirse el resto del líquido y si queremos añadimos un chorrito de nata al terminar para que quede más cremoso.

– Servimos y espolvoreamos por encima un poco de queso parmesano y pimienta molida.

 

Resultado

Estaba muy bueno. Me ha sobrado calabaza porque la mía era muy grande así que con el resto haré mañana la Crema de Calabaza de Ana.
Si no encontráis pimiento naranja podéis usar amarillo y una zanahoria para darle el toque anaranjado. Y si no encontráis una calabaza… pues bueno, hay muchas otras hortalizas que pueden llegar a ser muy terroríficas. Si no me creéis preguntadle a este pimiento:

pimiedo

¡Que tengáis un horripilante Halloween!

Tiempo: 50 minutos (sin contar con el tiempo de vaciar la calabaza)

Dificultad: 4/5

Digestión: 2/5

Precio: 6 €