Panes y otras masas

Cómo hacer un sándwich mixto perfecto

Receta fácil con explicación detallada y fotografías de cada uno de los pasos para preparar un sándwich mixto perfecto. ¡Apunta el truco!

Lo sé, algunos que ya sois cocinillas experimentados estáis pensando que vaya tontería os vengo a contar esta tarde de sábado. Pero sé que a muchos os va interesar conocer todos los trucos que se esconden detrás de esta receta tan básica y que a partir de ahora siempre os salga un sándwich mixto perfecto, con el queso perfectamente fundido sin el pan quemado, con el pan crujiente pero que no chorree grasa ni esté aplastado como un papel de fumar.

Ingredientes para el Sándwich mixto perfecto

  • Pan de molde
  • Jamón, normalmente York o cocido
  • Queso
  • Mayonesa

Queso para sándwich, ¿sí o no?

Es evidente que queso sí, pero ¿hay que usar obligatoriamente lo que venden como queso de barra para sándwich? Y mi respuesta es que depende de lo que se quiera conseguir. Los quesos de barra resultan cómodos por su formato, pues se adaptan al tamaño del pan y funden muy bien porque en realidad no son exactamente quesos, sino preparados lácteos a base de queso y citrato de sodio, una sal que hace que queso permanezca emulsionado y que funda mejor -si alguna vez te has preguntado lo que son las sales fundentes misteriosas que aparecen en la etiqueta de algunos quesos loncheados, te acabo de resolver el misterio-.

Ahora, si lo que se busca es algo más gourmet, los quesos de barra se pueden quedar cortos, porque no hay mucha variedad, pero siempre hay que optar por quesos que no excesivamente duros ni curados que fundan bien con el calor. Personalmente, mi opción favorita es mezclar ambos tipos de queso, uno específico para sándwich y otro que aporte más sabor.

Preparación del Sándwich Mixto perfecto

Ahora vamos con los trucos, que os voy a contar los que a mí mejor me funcionan para hacer un sándwich mixto perfecto en una sartén corriente y moliente.

Son estos:

  • Una pizca de mayonesa para untar el pan por el lado que se tuesta, en vez de engrasar la plancha o untar en pan con mantequilla. La mayonesa se extiende mucho mejor, hay que usar menos cantidad y el pan queda mucho más ligero y crujiente.
  • Hacer el sándwich a fuego lento con la vitro en la posición 4 -en verano-  o 5 (la mía llega hasta 12), es la única manera de que el calor llegue hasta el queso y lo funda sin quemar el pan.
  • Tapar la sartén mientras se dora la cara inferior.
  • Nada de aplastar con la espátula.
  • Nada de darle vueltas y vueltas.

En esta ocasión, yo he elegido queso Havarti en barra y unas lonchas de Scamorza ahumada.

  1. Untamos una rebanada de pan de molde ligeramente con mayonesa.
  2. Colocamos la rebanada en una sartén con la mayonesa hacia abajo y la ponemos a calentar a fuego bajo (4/12)
  3. Colocamos las lonchas de queso.
  4. Colocamos el jamón cocido.
  5. Otra rebanada de pan.
  6. Tapamos la sartén y dejamos que se haga durante 8 ó 10 minutos hasta que se haya dorado la base. El tiempo depende de la sartén que se use y de lo bien que transmita el calor.
  7. Separamos del fuego y untamos un poco de mayonesa sobre la rebanada superior, le damos la vuelta y ponemos otra vez sobre el fuego, ahora sin tapar, durante 3 o 4 minutos más para que se dore por el otro lado (que tardará menos porque ahora la sartén y el sándwich ya están calientes). Los tiempos que os pongo son los que tardan en las sartenes que yo tengo, por eso la primera vez hay que controlar de no pasarse.

Resultado

A fuego lento, recordadlo. Y conseguiréis siempre el sándwich mixto que querréis cenar cada día.

Imágenes de portada | Stu Spivack, merri, Kitchen Life, Mr. TinDC