Por todos es conocido que las torrijas son uno de los dulces típicos de la Semana Santa en España. De hecho, tenemos nuestra genuina receta de torrijas en Cocinillas desde el inicio de los tiempos. El otro día en el supermercado me encontré con que el pan de  torrijas es absurdamente caro, y saltó la chispa Cocinillas dentro de mi: ¡esto no puede ser, tengo que hacer pan de torrijas casero!

Ingredientes para unas 13-14 torrijas

  • 550g de harina de fuerza (si no sabéis qué es, pinchad aquí)
  • 9 g de levadura seca, liofilizada o de panadero (más info, aquí)
  • 350 g de leche
  • 1 cucharadita colmada de miel
  • 6 g de sal

Noticias relacionadas

pan de torrija 12

Y aquí os lo traigo. Tiene una textura densa y firme sin quedar apelmazado, y está bueno hasta para hacer tostas. Si unimos esta receta con la de las torrijas, tendréis una Semana Santa muy Cocinillas, y mucho más barata que comprándolo hecho. Tan sólo hay que seguir unos truquitos y os quedará un pan de torrijas perfecto.

Preparación del pan de torrijas

Es una masa sencilla de hacer, que no necesita demasiado trabajo ni demasiado tiempo de levado, por lo que tendréis el pan listo bastante rápido.

En primer lugar, calentamos la leche un poco en el microondas en un bol grande, algo menos de 1 minutos para entibiarla. Añadimos la miel y mezclamos bien hasta que esté bien disuelta. A continuación, incorporamos la levadura y removemos bien para que se reparta homogéneamente.

Añadimos unos 400 g de harina y la sal y mezclamos hasta que la masa esté bien integrada. Espolvoreamos un poco más de harina sobre la mesa y ponemos nuestra masa encima. Toca amasar, por lo que iremos poco a poco añadiendo harina, amasando y golpeando la masa sobre la mesa durante 2 o 3 minutos (yo lo amasé con la Thermomix, que para estas cosas es divina).

Acto seguido, formamos una bola de masa y la dejamos reposar sobre un plato durante 5 minutos. Vamos a darle forma de barra a nuestra bola. Aplastamos la bola sobre la mesa hasta que tenga una forma rectangular de más o menos la longitud de la diagonal de nuestra bandeja para el horno. Yo utilicé una piedra de hornear que he comprado recientemente, y de la que os hablaré cuando haga alguna receta más. En este punto, vamos a doblar la mitad de la masa sobre si misma hacia el centro, sellando el doblez con los dedos. A continuación, hacemos lo mismo con la otra mitad de la masa, tal y como os muestro en las imágenes que os he dejado en la galería. Para terminar, doblamos la masa por la mitad, sellamos con los dedos y dejamos el doblez hacia abajo, para que no se vea. Como una imagen vale más que mil palabras, tenéis el proceso completo en la galería. 🙂

Ahora, ponemos el horno a precalentar a 200º y vamos a dejar reposar la barra sobre la bandeja del horno durante 20 minutos, para que leve un poco pero sin pasarse, esta es la clave del pan de torrijas.

Una vez transcurrido el tiempo, hacemos unos cortes en diagonal separados entre sí alrededor de 1,5 cm, para que cada torrija tenga un grosor adecuado (si os gustan más grandes, podéis separar los cortes un poco más). No es necesario que los cortes sean muy profundos, lo justo para marcar.

Horneamos el pan durante 30 minutos, hasta que la corteza esté doradita. Lo sacamos del horno y lo dejamos enfriar totalmente sobre una rejilla para que la base no se reblandezca.

Resultado

Una de las cosas más maravillosas de hacer pan en casa es el aroma que deja, una locura. Este pan de torrijas está bueno hasta él solo, y como ya os he dicho, tostado está de muerte. Es importante dejar enfriar por completo el pan antes de ponernos a hacer torrijas, y no es necesario dejarlo endurecer, pues su consistencia es más que suficiente para que queden estupendas. Dar las gracias a Su de webos fritos por este maravilloso post de masa de pan básica, donde nos enseña a amasar y formar la barra de modo que quede perfecta. ¡Qué lo disfrutéis!

Tiempo: 70 minutos

Dificultad: 2/5

Digestión: 2/5

Precio: 1€