Microondas

Pastelitos de acelgas, langostinos y maíz, receta para microondas

Estos son unos deliciosos pastelitos que haremos muy rápidamente en el microondas. Es otra manera de hacer que los más reacios a las acelgas, y a las verduras en general, nos las comamos sin protestar, ya que van muy bien acompañadas y bajo una rica capa de queso gratinado.

Ingredientes

  • 200 gr.  de acelgas frescas o congeladas
  • 1 huevo XL
  • 125 gr. de queso crema
  • 125 ml de nata para cocinar
  • 10 langostinos
  • 50 gr.  de maíz dulce
  • 1 cucharadita de pimienta y nuez moscada
  • Aceite de Oliva Virgen Extra
  • Sal de ajo o sal común
  • Queso rallado

Son unos pastelitos muy completos, ya que combinamos verdura con cereal y marisco, además de contener lácteos y huevo. Por supuesto, podemos combinar en estos pastelitos los ingredientes que más nos gusten o los “restillos” que tengamos por la nevera. Además están ricos calentitos o a temperatura ambiente, por lo que serán también una estupenda opción para llevar de tupper al trabajo.

Preparación de los Pastelitos de acelgas, langostinos y maíz en el microondas

  1. He utilizado acelgas congeladas. En un recipiente apto para microondas ponemos las acelgas congeladas con una cucharadita de agua. Cocinamos a máxima potencia durante 3 minutos. Removemos añadimos sal de ajo y cocinamos otros 3 minutos. Escurrimos y reservamos.
  2. Pelamos los langostinos y los cortamos en trocitos de bocado. Los ponemos en un bol y añadimos un chorrito de aceite y sal de ajo. Cocinamos a máxima potencia durante 1 minuto.
  3. Mezclamos en un bol las espinacas, los langostinos y el maíz. Rectificamos de sal.
  4. Pincelamos con aceite los moldes que hayamos elegido para cocinar nuestros pastelitos. En esta ocasión he elegido unos bajitos de silicona. Llenamos con la mezcla.
  5. Batimos con la batidora la nata líquida, el queso crema y el huevo. Añadimos la pimienta y la nuez moscada. Removemos.
  6. Vertemos la masa líquida en los moldes sobre la mezcla de acelgas.
  7. Cocinamos en el microondas durante dos minutos a máxima potencia. Dejamos reposar en el interior. Comprobamos que están hechos con un palillo, que saldrá limpio si ya están listos. Si utilizas moldes más altos necesitarás más tiempo de cocción.
  8. Sacamos y espolvoreamos con queso rallado.
  9. Volvemos a meterlos al microondas y programamos el grill durante 1 minuto o hasta que veamos el queso fundido y los bordes un poco doraditos. Dejamos reposar.

Resultado

Y ya tenemos listos unos deliciosos y rápidos pastelitos, que serán una cena perfecta acompañados de una rica ensalada de tomate, por ejemplo.

Si estamos cuidando la línea, podemos sustituir la nata líquida por leche evaporada y utilizar queso crema light.