Ensaladas

Ensalada César de coles de Bruselas y pollo, un clásico tuneado para otoño

Dale una vuelta de tuerca a la ensalada César con esta versión con coles de Bruselas con la que conseguirás que este vegetal guste a todos y todos los secretos para la salsa.

29 septiembre, 2020 18:57

La clásica ensalada César -que llegó a España desde el otro lado del charco - nunca será destronada por ninguna versión que se nos ocurra pero lo cierto es que esta opción con coles de Bruselas nos acerca un poco más a un vegetal que a muchos les cuesta y de esta manera podría ser tremendamente más agradable. Recibe su nombre, la ensalada César, del Hotel Caesars de Tijuana donde se dice que fue inventada.

Y sí, como muchas recetas a lo largo de la historia, la tan aclamada ensalada fue un accidente de una noche que poco más había en la alacena para dar de comer a unos hambrientos forajidos. 

No puede faltar en esta ensalada, por supuesto, ese aliño tan característico a partir de queso parmesano y anchoas, y es que en su origen por supuesto no tenía pollo; este añadido fue algo posterior que se decidió para aportar la parte proteica y convertirlo en un auténtico plato único.

La habréis podido ver con pollo frito o con pollo a la brasa o a la plancha, normalmente también con lascas de queso parmesano y croutons de pan que le aportan ese toque crujiente y, en su base, una gran cantidad de lechuga cortada. Aquí todo sigue igual que en la versión moderna pero cambiamos la lechuga por las coles de Bruselas primero cocidas y luego con un toque muy fuerte de grill para que se doren, aunque también podríamos hacerlo a la plancha. Cambiará la percepción sobre estas verduras, creedme.

Propiedades nutricionales de las coles

Según la Fundación Española de la Nutrición "Estas verduras son las que más calorías aportan dentro del género de las Brásicas, a expensas de su mayor contenido en hidratos de carbono y proteínas (de bajo valor biológico). Comparten con el resto de las verduras, su elevada proporción de agua.

Constituyen la mayor fuente de vitamina C respecto de las verduras de su misma familia (si bien una parte considerable de la misma puede perderse durante el proceso de cocción). Y además, las coles son ricas en ácido cítrico, que potencia la acción beneficiosa de dicho nutriente. La vitamina C contribuye a la protección de las células frente al daño oxidativo.

Son fuente de folatos que contribuyen a la formación normal de células sanguíneas y al proceso de división celular.

Entre los minerales destaca la presencia de potasio, que contribuye al funcionamiento normal de los músculos. El contenido en fibra insoluble es elevado, lo que favorece la sensación de saciedad y el tránsito intestinal, con lo que mejora el estreñimiento.

Al igual que otras verduras del mismo género, su consumo habitual está justificado por su contenido en fitoquímicos (glucosinolatos, isotiocianatos). Muchos de estos compuestos azufrados (dimetilsulfuro, trimetilsulfuro, etc.) son responsables del fuerte aroma que desprende esta verdura durante su cocción. El sabor amargo de las coles de Bruselas se debe a su contenido en goitrina."

Cómo hacer ensalada César de coles

Ingredientes

  • Coles de Bruselas, 400 g
  • Aceite de oliva virgen extra, 1 cucharada
  • Salsa de soja, 1 cucharada
  • PImienta negra, 1 cucharadita
  • Sal, c/s
  • Contramuslos de pollo deshuesados sin piel, 2 u
  • Pan rallado, 100 g
  • Tomillo, 1 cucharada
  • Pimentón dulce o picante, 2 cucharaditas
  • Orégano, 1 cucharadita
  • Huevo, 1 u
  • Aceite de oliva suave para freír, 350 ml
  • Queso parmesano, 40 g

Para la Salsa César:

  • Diente de ajo, 1 pequeño
  • Anchoas, 6 u
  • Mahonesa, 4 cucharadas
  • Zumo de limón, 1 cucharada
  • Mostaza de Dijón, 1 cucharadita
  • Parmesano rallado, 2 cucharaditas
  • Sal y pimienta negra molida, c/s
  • Salsa Worcestershire (tipo Lea & Perrins), 5 gotas

Paso 1

Limpiar bien las coles de Bruselas y cocer en abundante agua con sal hirviendo hasta que al meter el cuchillo estén tiernas pero no demasiado, para que luego al asarlas no se pasen. Colar y dejar enfriar ligeramente. 

Paso 2

Precalentar el grill a máxima potencia en el horno (250-270 ºC), cortar las coles de Bruselas por la mitad y aliñar con el aceite de oliva, sal, pimienta negra y la salsa de soja. Hornear a máxima potencia revolviendo cada 5 minutos, hasta que estén bien doradas. 

Paso 3

Triturar el diente de ajo sobre la mahonesa con la mostaza y las anchoas dentro. Añadir el zumo de limón y el resto de los ingredientes. Triturar muy bien hasta conseguir nuestra salsa César deseada. Reservar. 

Paso 4

Trocear los contramuslos de pollo y añadir sal. Batir el huevo en un bol y mezclar el pan rallado con el resto de las especias en otro. Poner a calentar en un cacillo alto y estrecho el aceite a fuego fuerte. 

Paso 5

Pasar los dados de pollo primero por el huevo batido y luego por el pan rallado. Freír en el aceite bien caliente hasta que estén bien dorados por todas partes, moviéndolos de vez en cuando. Sacar y dejar reposar sobre un papel absorbente de cocina para que se queden lo menos grasientos posible. 

Paso 6

Sacar lascas del queso parmesano con la ayuda de un pelador y emplatar nuestra ensalada con las coles de Bruselas horneadas en la base, aliñadas con la salsa César y encima el pollo frito y las lascas de parmesano. 

Trucos y sugerencias

Se puede plantear esta misma ensalada también con brócoli o coliflor o con casi cualquier vegetal que a cada uno se le ocurra, la idea de utilizar salsa César es tremendamente versátil para un sinfín de posibilidades. También sería posible hacer unos aguacates a la brasa, condimentarlos con la salsa César y terminar con los dados de pollo fritos, que podrían ser a la plancha para que sea la opción más ligera. Por supuesto, las coles de Bruselas podrían ir únicamente salteadas a la plancha, aunque llevan más tiempo de cocción.