Ensaladas

Ensalada de lentejas, receta sana en menos de 5 minutos

Nos hemos propuesto preparar una ensalada de lentejas de toda la vida, con hortalizas y verduras frescas. ¡La videorreceta dura 40 segundos! Aquí tenéis el resultado.

Romualdo Abellán Cristina López

No hace falta cocinar. Tampoco hay excusas: puedes comerte una nutritiva, sana y completa ensalada de lentejas preparándola, literalmente, en 10 minutos.

Ingredientes de la ensalada de lentejas

  • Lentejas cocidas, 400 g (para nuestra versión, pardinas)
  • Tomates Cherry, 6
  • Zanahorias pequeñas, 3
  • Pimiento verde, 1/2
  • Pimiento rojo, 1/2
  • Pepino, 1/2
  • Cebolla morada, 1/2
  • Perejil fresco
  • Aliño al gusto

01: Preparar todos los ingredientes

Para facilitar la preparación, cortamos todos los ingredientes a nuestro agrado. Nosotros preferimos trocitos pequeños. 

Si las lentejas son cocidas de bote, como las nuestras, las lavamos bajo el grifo. 

02: Mezclar todos los ingredientes

Seguimos el título, palabra a palabra: vertemos todos nuestros ingredientes en un bol o ensaladera. Lo mezclamos todo bien.

Agregamos un chorrito de aceite, sal y pimienta. Mezclamos de nuevo.

03: Servir

Podemos esparcir perejil fresco por encima y aliñar con más aceite, corregir de sal o agregar unas gotas de zumo de limón.

Resultados

Ensalada ultrarrápida, ultrasana, ultra… ¿Cuántos prefijos y calificativos más podemos añadir para convenceros? Esta ensalada de lentejas es ligera, fresca y extremadamente económica. 

Lo mejor de estas ensaladas es que admiten todas las modificaciones o personalizaciones que queráis. Podéis emplear otras legumbres, como suelen ser los garbanzos, las judías blancas o las judías pintas.

Podemos añadirle atún, aceitunas, trocitos de jamón serrano, huevo cocido, queso feta a trocitos…

¿Queréis un aliño más fuerte sin sacrificar la esencia saludable y sencilla de la receta? Como os hemos recomendado en otras recetas, siempre podéis añadir un poco de tahini con zumo de limón, que es una base recurrente para preparar hummus y queda perfecto en este tipo de ensaladas.

Otra opción es regarla con un poco de salsa de yogur, que incorpora ese complemento de cremosidad.

¿Otro aliño? Un clásico, aunque más calórico, es mezclar mostaza con miel. Pero si sois golosos y la mostaza es vuestro fuerte, os conquistará.

Lo importante de una ensalada de lentejas es que si tenéis prisa, os hacéis con unas pardiñas de bote ya cocinadas, las laváis muy bien y las agregáis.

Por el contrario, si os gusta cuidar la comida en cada una de sus elaboraciones, no os cuesta nada hervir vuestra variedad de lentejas favorita y emplearla para esta ensalada. 

Las variedades rojas y negras nos encantan, y en otras ocasiones las hemos empleado para ensaladas o boloñesas veganas, ¿por qué no probarlas para esta receta?

Si habéis decidido tomaros el tiempo necesario para cocerlas por vuestra cuenta, solo tenéis que lavar bien las legumbres y seguir las recomendaciones del fabricante para conocer el tiempo de cocción que necesita.

¿Truco para hervir legumbres y darles sabor? Añadir al agua una hoja de laurel y un diente de ajo machacado. 

Por último, enfatizamos en que esta humilde receta es de aprovechamiento: echadle lo que tengáis a mano por casa, en especial las cosas que se van a echar a perder y todo tipo de verduras y hortalizas de temporada.

Plato ligero, rico en fibra y vitaminas, fresco para el ardiente verano a la vuelta de la esquina. La ensalada de lentejas más fácil del mundo, a tu disposición en tan solo 10 minutos de preparación.

Que arranque el calor, que nosotros ya estamos amparados por las ensaladas deliciosas. ¿Nos cuentas qué le echas tú? Pásate por Facebook y comparte tu versión de la ensalada de lentejas.