Ensaladas

Ensalada de pollo y orzo, receta para aprovechar las sobras del domingo

Ensalada de pollo y orzo, una receta ultrafácil para aprovechar los restos del asado del domingo y chuparse los dedos pero bien.

Las carnes frías resultado de las sobras de asados con un filón para preparar platos como bocadillos, sándwiches, tostas o mismo ensaladas. A mí me gusta utilizarlas como si fuesen fiambres y, de hecho, prefiero estas sobras a los fiambres industriales, porque son mucho más naturales.

Ingredientes

  • Orzo o puntalette, 100 g
  • Tomate, 1
  • Aguacate, 1/2
  • Maíz dulce, 3 cucharadas soperas
  • Pechuga de pollo asada, 150 g
  • Mezcla de lechugas
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Reducción de vinagre de Módena

Y si hay un corte de carne asada que parece que fue diseñado para formar parte de una ensalada ese es precisamente la pechuga de pollo, una parte del pollo que se reseca mucho si se recalienta pero que fría es perfecta como fiambre.

Preparación de la ensalada de pollo y orzo

1: Preparar la ensalada

Cocemos la pasta en agua abundante con sal durante el tiempo que indique el paquete, la escurrimos, la refrescamos bajo un chorro de agua fría, la volvemos a escurrir bien y la pasamos a un bol.

Añadimos el tomate cortado en dados, el aguacate, el maíz dulce y la pechuga de pollo asado troceada. Aliñamos al gusto con aceite y sal y reservamos hasta el momento de servir.

2: Servir la ensalada

Cuando vayamos a comer, ponemos una base de mezcla de lechugas en cada plato, repartimos la ensalada de pollo y orzo por encima y terminamos de aliñar con un poco de reducción de vinagre de Módena.

Resultado

Aunque visualmente parece una ensalada de arroz, el orzo o puntalette es una pasta diminuta que puede sustituir a este en muchas recetas. Tiene la ventaja de que se cuece en menos tiempo que el arroz y, respetando el tiempo de cocción que nos indica el paquete, cualquiera obtendrá un resultado perfecto sin miedo a que el arroz se pase de punto.