Carne

Pechuga de pollo marinada con salsa verde, una receta ligera y sabrosa

Descubre nuevos sabores con esta pechuga de pollo marinada con diferentes especias y acompañada de una salsa verde y patata y tomate asados, una receta ligera y deliciosa.

15 junio, 2021 08:11

Seguro que hay muchos que pensáis en pechuga de pollo y os entran los mil males, pensando en alguna aburrida y poco efectiva dieta que os tuvo comiéndolas a la plancha sin ningún tipo de gracia día sí y día también. Es vuestro día: aguardad y seguid leyendo.

Esta pechuga de pollo marinada - marinar el pollo es un truco infalible - es poco calórica, pero está llena de sabor gracias precisamente a los condimentos y también a la salsa verde, una salsa elaborada a partir de hierbas, liliáceas y aceite que nada tiene que ver con la salsa verde vasca, clásica en España, que suele aparecer en platos de pescado como el bacalao en salsa verde o las almejas en salsa verde.

Sin duda alguna, otro de los puntos conflictivos de la pechuga de pollo es que quede jugosa, porque es bastante fácil que se quede seca como la suela de un zapato. Para ello hay muchos trucos para cocinar el pollo y que quede siempre jugoso, pero en esta ocasión nos vamos a apoyar del condimento exterior y también de una buena gestión del tiempo y de la temperatura de la sartén: a fuego muy fuerte para que se dore por fuera al principio y luego muy suave, y tapado, al final.  

Si cuando triunféis con esta receta queréis probar otras - más o menos ligeras - con pechuga de pollo, no dejéis de intentarlo con la pechuga de pollo rellena de mantequilla de hierbas (¡superjugosa!) o los medallones de pechuga de pollo con salsa de mandarina. La salsa verde, por supuesto, os sirve de acompañamiento para cualquier carne a la plancha, a la brasa o asada, para estar en una barbacoa pero también para un pescado azul, como el bonito que está empezando ya a estar de temporada. 

Cómo hacer esta pechuga de pollo marinada

Ingredientes

Para la salsa verde

  • Dientes de ajo, 2 ud
  • Chalota, 1 ud
  • Ajete, 1 ud
  • Cilantro fresco, 4 ramas
  • Eneldo fresco, 2 ramas
  • Cebollino, 6 ramitas
  • Aceite de oliva virgen extra, 4 cucharadas
  • Sal, c/s
  • Pimienta negra, c/s

Para el resto de la receta

  • Pechugas de pollo grandes, 2 ud
  • Aceite de oliva, 2 cucharadas
  • Pimentón dulce, 1 cucharadita
  • Sal de apio, 1 cucharadita
  • Comino negro molido, 1 cucharadita
  • Ajo en polvo, 1 cucharadita
  • Sal, c/s

Para la guarnición

  • Patata, 2 ud
  • Tomates cherry, 12 ud
  • Aceite de oliva, 2 cucharadas
  • Sal, c/s
  • Hierbas aromáticas, al gusto
  • Aguacate, 1 ud

Paso 1

Lo primero será aplastar las pechugas de pollo entre dos films para intentar que queden igual de gruesas por todas partes. Después, marinar las pechugas de pollo. Para ello mezclamos todos los ingredientes en un bol y luego pasamos las pechugas por allí, untándolas bien para que se impregnen por completo. Filmar y dejar en la nevera durante, al menos 1 hora. Después dejar fuera de la nevera treinta minutos para que se atemperen. 

Paso 2

Mientras tanto, preparar la guarnición. Para ello laminar la patata finamente y disponerla en una bandeja apta para el horno. Situar con ella los tomates cherries cortados a la mitad y condimentar. Hornear, tapado con papel de aluminio, durante 30 minutos a 180 ºC. O hasta que la patata esté tierna. 

Paso 3

Para hacer la salsa verde pelar el ajo y la chalota y picarlos finamente, picar también el ajete y juntarlo todo. Picar las hierbas aromáticas también y mezclarlo todo. Incorporar la cantidad de aceite, al gusto, que cada uno quiera y también sal. Si se quiere un chorrito de limón y de pimienta negra. 

Paso 4

Para cocinar la pechuga de pollo calentar la sartén a fuego muy fuerte y, cuando esté bien caliente, rescurrir las pechugas de la marinada, dejando la que tenga pegada la propia pechuga y poner sobre la sartén. Dorar por ambos lados, con cuidado porque se quema rápido. 

Paso 5

Cuando la pechuga de pollo ya esté dorada por ambos lados habrá que poner la sartén al mínimo de potencia y tapar. Dejaremos así que se cocine suavemente hasta que en el centro también esté hecha, tardará aproximadamente cuatro minutos más una vez tapada. A mí incluso me gusta apagar el fuego y dejar un par de minutos más al final. Que se termine de cocinar a fuego muy suave y que repose bien antes de cortarla.

Paso 6

Lonchear la pechuga de pollo y servir sobre los vegetales asados, también con unos trozos de aguacate aliñados con lo que haya soltado la patata y el tomate. Por encima terminar con la salsa verde y poner unas escamas de sal.