etorres69 iStockPhoto

Carne

Cómo hacer fabada casera de forma fácil y sin esfuerzo

Si quieres saber cómo hacer fabada casera fácil y riquísima, toma nota porque con esta receta la verdad es que prácticamente se hace sola. No tienes ni que vigilarla.

17 febrero, 2020 11:06

Consume menos que cualquier otro medio de cocción y una vez que metes los ingredientes dentro, cierras la tapa y te olvidas. No tienes que preocuparte de remover ni de vigilar. Y aunque es lenta, pues las ollas lentas o slow cookers como la CrockPot necesitan su tiempo para hacer la comida, como las abuelas de antes, mientras ellas cocinan tú puedes hacer tu vida como si nada, puedes irte a dormir o irte a trabajar y llegar a la hora de comer. Solo tendrás que abrir la tapa y disfrutar del resultado. Para que veáis de lo que os hablo hoy os contamos cómo hacer fabada casera en una olla lenta.

Ingredientes

  • Judiones de La Granja, 300 g
  • Morcilla asturiana, 1
  • Panceta curada, 1 tira
  • Chorizos, 2
  • Agua

Paso 1

Ponemos las alubias a remojo durante 12 horas. En esta ocasión hemos usado judiones de La Granja, pero también queda de lujo con unas fabas de Lourenzá o, si podemos conseguirlas, o unas buenas fabes asturianas que serían las mejores).

Si la panceta que vamos a usar es muy salada, también es aconsejable ponerla a remojo -en otro recipiente-.

Paso 2

Escurrimos las habas, las ponemos en una olla normal, las cubrimos con agua y las ponemos al fuego hasta que el agua rompa a hervir. Dejamos que hiervan diez minutos, retiramos del fuego y tiramos el agua.

Paso 3

Pinchamos los chorizos y la morcilla por tres o cuatro sitios para que suelten el sabor y no se nos rompan durante la cocción.

En una Crock-Pot o cualquier otra olla de cocción lenta, ponemos las habas previamente hervidas, los chorizos, la morcilla y el tocino. Cubrimos con agua, tapamos la olla y dejamos cocinar durante 7-8 horas a temperatura baja.

Paso 4

Sacamos los chorizos, la morcilla y el tocino, los cortamos en trozos de bocado y los devolvemos a la olla. Podemos servir inmediatamente o dejarla de un día para otro, pues como todas las recetas de este tipo está más rica si se hace de un día para otro.

Notas

Todas las alubias tienen una toxina que se llama PHA y conviene eliminarla. Es cierto que las judías blancas no tienen tanto como las rojas, que requieren eliminarla obligatoriamente, pero siempre es mejor curarse en salud. Para ello solo tenemos que hervir las alubias durante 10 minutos después de haberlas puesto en remojo y antes de cocinarlas.

En esta ocasión, hemos usado una panceta al punto de sal que no hemos puesto a remojo previamente, por lo que no hemos añadido nada de sal. En cualquier caso como el chorizo y la morcilla sueltan parte de la suya, es mejor no añadir nunca la sal al principio, sino probar al final y rectificar lo que sea necesario.