Carne

Pechuga de pollo rellena de jamón, queso y pimientos, receta ligera para microondas

Receta fácil y ligera con explicación detallada y fotografías de cómo preparar una pechuga de pollo rellena de jamón, queso y pimientos.

El otro día, en nuestro recién estrenado Spot uno de vosotros compartió una receta de unas tostas de pechuga de pollo rellena que me hizo recordar a esta que os traigo hoy, mucho más ligera y que, si no se os va la mano con el queso, podríamos considerarla perfectamente un plato de dieta, eso sí, riquísimo y rapidísimo, porque vamos a tardar más en emplatar que en cocinar si me descuido.

Ingredientes

  • Pechuga de pollo, ½ (unos 150 g)
  • Jamón serrano, 1 loncha
  • Queso de cabra, 1 loncha
  • Pimientos del piquillo asados, 1
  • Sal
  • Pimienta
  • Cebolla, 1 pequeña
  • Aceite de oliva virgen extra, 1 cucharada
  • Mostaza, 1 cucharada
  • Queso en trocitos o rallado, 30 g
  • Salsa Perrins, 1 cucharada
  • Sal
  • Agua
  • Para la pechuga de pollo rellena:
  • Para la salsa ligera de cebolla y mostaza:

Cunde muchísimo, porque con solo media pechuga de pollo sale una ración muy abundante para tomarla como plato único con un poco de ensalada y quedarse muy satisfecho, o puede dar para dos raciones si se acompaña de algo más contundente o se sirve otro plato como entrante.

Preparación de la Pechuga de pollo rellena de jamón, queso y pimientos con salsa ligera de cebolla y mostaza

Yo he usado la parte inferior de una pechuga de pollo que no era excesivamente grande (con la otra mitad preparé el pollo al curry con zanahorias que os enseñé el otro día), y la he ido abriendo con el cuchillo hasta dejar un filete muy fino.

Empezamos colocando el filete de pollo bien estirado sobre un trozo de papel film que sea apto para microondas. Lo salpimentamos y colocamos sobre él la loncha de jamón serrano.

Después la loncha de queso troceada para cubrir todo el jamón y por último los pimientos del piquillo en mitades. Enrollamos y envolvemos con el papel film como si fuese un caramelo y apretando muy bien para que no quede aire dentro.

Cocinamos en el microondas durante 3 minutos y medio a 800 W de potencia. Con este tiempo es suficiente para filetes de pollo finos, si os quedan más gruesos o si hacéis una pechuga entera abierta como un libro, podéis necesitar hasta un minutos más. Cuando esté listo el pollo, lo sacamos y lo dejamos atemperar mientras preparamos la salsa ligera de cebolla y mostaza.

Para ello, pelamos, troceamos la cebolla muy fina, la ponemos en un bol apto para microondas, la mezclamos con el aceite de oliva virgen extra, salpimentamos y cocinamos en el microondas durante 3 minutos a 800 W hasta que esté tierna. Si los trozos fuesen muy grandes, pues habrá que meterla otro minuto más, así que id comprobando y cuando esté tierna pasáis al paso siguiente.

Mezclamos con el queso troceado, la salsa Perrins y la mostaza.

Trituramos bien con la batidora añadiendo una o dos cucharadas de agua para obtener una salsa más o menos espesa según nuestros gustos. Retiramos el papel film de la pechuga de pollo rellena, la cortamos en rodajas y servimos acompañada, por ejemplo, de una ensalada.

Resultado

Esta pechuga de pollo rellena, hecha en un momento en el microondas demuestra una vez más, que comer sano y rico está al alcance de casi todos, que no hay que ser ningún chef ni tener habilidades especiales para preparar platos ricos, sanos y baratos. Además, dejadme que os cuente un secreto, cuando cocinas sano, ensucias muchísimo menos la cocina.

Y tal como veíamos el otro día en el Spot, esta pechuga de pollo rellena también es ideal para un aperitivo si servís cada rodaja sobre una tostada de pan y las regáis con la salsita.