Filetes rusos fáciles

Filetes rusos fáciles

Carne

Filetes rusos fáciles, receta paso a paso

Receta con explicación detallada y fotografías del paso a paso para preparar unos filetes rusos fáciles que gustarán a pequeños y grandes

Noticias relacionadas

Preparación: 20 min    Dificultad: 1/5  Raciones: 3-4   Coste:  < 5 €

Ingredientes

  • Carne picada de ternera, 400 g
  • Harina de arroz, 2 cucharadas
  • Tomillo seco, 1 cucharadita colmada
  • Huevos, 2
  • Ajo, 1 diente
  • Aceite de oliva virgen extra, 1 cucharada
  • Pan rallado
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite para freír

Seguimos a vueltas con el recetario básico y hoy os enseñamos a preparar unos filetes rusos fáciles, que son los que preparo siempre en casa. Aunque si os digo la verdad, nunca he tenido yo claro qué es exactamente un filete ruso, ¿es una hamburguesa empanada?, ¿una albóndiga aplastada  y frita sin más? ¿una hamburguesa guisada con salsa?.

Después de años de experimentos y catas varias, los que he acabado adoptando para casa son estos filetes rusos fáciles, con una mezcla parecida a la de las albóndigas y con un doble empanado, así el interior queda jugoso, pero no aceitoso y el exterior deliciosamente crujiente.

Preparación de los Filetes rusos fáciles

  1. Son facilísimos de preparar, solo tenemos que mezclar bien la carne picada de ternera con la cucharada de aceite de oliva virgen extra, el tomillo, el diente de ajo prensado o picado muy fino, sal y pimienta al gusto, la harina de arroz y un huevo hasta que tengamos una masa homegénea. Podemos hacerlo con un tenedor o con nuestras propias manos bien limpias.
  2. Batimos el otro huevo, separamos la masa en porciones de unos 5o-60 g (o más grandes, si preferís que cada filete sea de ración, aunque a mí me hacen más gracia si son pequeñitos). Damos forma de bola a cada porción, aplastamos y pasamos por pan rallado, huevo batido y de nuevo pan rallado. Reservamos en un plato mientras se calienta el aceite para freírlas.
  3. Es importante que el aceite no esté a una temperatura demasiado alta porque deben cocinarse bien por dentro sin que se queme el rebozado. En mi vitro, en la posición (7/12) quedan perfectos dejándolos dorar por ambos lados.
  4. Se pueden acompañar de una buena ensalada -que es la opción más recomendable-, aunque en esta ocasión en casa insistieron con unas patatas fritas y unos pimientos de Padrón.

Resultado

Estos filetes rusos fáciles no sé si se parecen a lo que vosotros podáis entender por filetes rusos, pero os garantizo que gustan a pequeños y a mayores, se preparan en un momento y tanto pueden servirse en plato como en un bocata como si de hamburguesas se tratasen.

Y, si sobran, no hay que tirarlos, eso sí, si luego queremos calentarlos lo mejor es calentarlos en alguna salsa y a fuego lento. Sí, como si estuviésemos haciendo albóndigas.

Y ya sabéis, si tenéis otra versión de filetes rusos fáciles, nos encantaría que la compartieráis con todos nosotros.