salchichas al vino

salchichas al vino

Carne

Receta de Salchichas al vino con champiñones

Noticias relacionadas

La receta de hoy es de las facilotas y agradecidas, lleva un poquito de tiempo, porque se hacen a fuego lento, pero ¿acaso no es así cómo se disfrutan realmente las cosas buenas? ¿Que podrías hacerte las salchichas vuelta y vuelta y ya está? pues sí, pero no estarían ni la mitad de ricas que así, cocinadas suave y lentamente. Así que si dispones de una horita (sólo!), no lo dudes, y luego me lo cuentas.

Ingredientes (para 4 personas)

  • 12 salchichas frescas (en este caso,  de pavo y pollo, pero no importa si son de cerdo o ternera, lo importante es que sean frescas, de carnicería, nada de frankfurt, ok?)
  • 1 cucharada sopera de aceite
  • 1 cebolla grandecita
  • 200 gr. de champiñones (si son naturales mejor que mejor, si no, una lata de champis en conserva también vale)
  • vino blanco para cocinar

Preparación

 

La preparación es muy muy sencilla.

Partimos la cebolla en juliana, es decir, no la picamos, sino que la dejamos en tiras, como si fuera para ensalada. En una olla ancha y baja ponemos a calentar la cucharada de aceite y rehogamos la cebolla junto con los champiñones (si son naturales, los habremos lavado y laminado previamente).

Cuando la cebolla y los champis vayan estando doraditos, añadimos las salchichas y dejamos que se hagan un poquito, sólo que cojan un poco de color, pero ojo, que no se tuesten, que todavía les queda.

Cuando las salchichas hayan cambiando su color rosadito por uno más blanquecino, añadimos el vino. La cantidad es la que necesites para que las salchichas queden totalmente cubiertas.

Una vez hemos echado el vino simplemente dejamos que se hagan (sin tapar) a fuego lento, o medio como mucho, removiendo de vez en cuando. En cuestión de una media hora el vino se habrá evaporado y habrá dejado su sabor en las salchichas junto con una salsita que pide pan a gritos 😀

Resultado

 

Aparte de que están buenísimas, son geniales como plato de “tupper”. Yo suelo hacer bastantes raciones, para comer y congelar el resto. Si las dejas descongelar correctamente (esto es, sin ayuda del microondas), están como el primer día. Así que aunque lleven un poco más de tiempo que unas salchichas-vuelta-y-vuelta, compensa porque puedes hacer para un regimiento y luego ir sacándolas cada vez que no tengas tiempo de cocinar.

Tiempo: 50 minutos

Dificultad: 1/5

Digestión: 2/5

Precio: 1,5 €