cafetera-italiana-00

cafetera-italiana-00

Bebidas

Cómo hacer un café perfecto en cafetera italiana

Os contamos cómo hacer un café perfecto en cafetera italiana, el café de toda vida, intenso, aromático, como el que hacía tu abuela.

Noticias relacionadas

Es posible que estas cafeteras hayan quedado para los nostálgicos, pues ahora con el ritmo de vida que solemos llevar, en el que nos domina la cultura de lo inmediato, queremos algo y lo queremos ya con el mínimo trabajo posible, es más común usar cafeteras eléctricas. Con eso ganamos cosas, como tiempo y comodidad, pero perdemos otras, como ese aroma que inundaba antes las casas cuando se hacía el café y que por las mañanas te ayudaba a despertar casi tanto como el propio café y, por qué no decirlo, también perdemos dinero eh.

Es posible que los más jóvenes nunca hayan preparado café en una cafetera como la de la foto y desde este post os invito a que le deis una oportunidad y os preparéis un café perfecto en cafetera italiana, que lo mismo le pilláis el gusto y repetís la experiencia.

Preparar un café perfecto en cafetera italiana

cafetera-italiana-01

cafetera-italiana-01

Solo necesitamos dos cosas, café molido de buena calidad -el más caro que encuentres en el súper seguirá siendo más barato que el de las cápsulas más baratas- y agua, que si es blanda te servirá la del grifo y, si es dura, será mejor uses una mineral de botella.

La cafetera tiene que estar limpia, si alguna vez habéis oído algo sobre que la cafetera no hay que lavarla mucho os informo de que es un mito, así que aseguraos de que está bien limpia y de que la goma está en buen estado y permite cerrar la cafetera correctamente.

Dicen los expertos que lo mejor es llenar el depósito inferior con agua caliente, casi hirviendo, a mí me parece que no varía mucho el resultado, pero lo que sí os recomiendo es no poner agua de la nevera. Hay que fijarse en que el agua llegue hasta el nivel donde está situada la válvula que es esa especie de tuerca que veis en la primera imagen.

Con ayuda de una cucharilla llenamos el filtro con café molido y retiramos el exceso simplemente pasando en mango de la cuchara para que quede nivelado, sin compactar.

Colocamos el filtro en su posición, cerramos la cafetera y la ponemos al fuego, siempre medio-bajo en el fogón más pequeño y con la tapa abierta. Poco a poco la cocina se irá inundando del inconfundible aroma del café, ese que de pequeños nos hacía desear ser mayores para que nos dejasen probar aquello que olía tan bien.

Cuando veamos que el café ha terminado de salir, retiramos del fuego, cerramos la tapa y servimos.

cafetera-italiana-02

cafetera-italiana-02

Y ahora solo falta que decidas si lo tomas solo, con leche, con azúcar o con ambas. Pero te aseguro que la experiencia de preparar un café perfecto en cafetera italiana merece la pena.

Imágenes | Danny