Hoy es festivo en buena parte del territorio nacional, y aunque de primeras es la típica fiesta que si no tienes puente o no puedes cogértelo, te molesta hasta límites insospechados, si lo piensas un poco mejor se agradece muchísimo. La semana se hace más corta, tienes sensación permanente de vacaciones…y el día en sí lo disfrutas una barbaridad aunque no hagas nada especial.

Ingredientes (para 3-4 personas)

  • Pulpa de melón
  • Hielo
  • Combinado de ron, especial Mojitos (Ron en su defecto)
  • Hierbabuena
  • Extras al gusto: soda/limonada, azúcar, lima.

Noticias relacionadas

Ese es mi plan para hoy: hacer nada. Me voy a tirar en la piscina de una amiga todo el día y tomaré algo en una terracita para rematar. ¿Qué mejor para este plan que disfrutar de un cocktail? El martes os adelanté en mi receta de Sopa fría de Melón con Brochetas de Jamón Iberico y Queso Fresco, que os enseñaría a aprovechar la pulpa sobrante de la fruta, he aquí mi propuesta totalmente improvisada: Mojitos de Melón.

Mojito_Melon3-645x4301

 

Preparación

Esta receta es más fácil y rápida que la anterior si cabe.

Cogemos muchos cubitos de hielo y los picamos con la ayuda de una batidora o utensilio especial para ello. Los servimos en los vasos de manera que queden bien colmados (foto #2). A continuación añadimos el ron, ¿cantidad? A gusto del comensal. En mi caso, la marca alcanzaba un poco más de la mitad del vaso, ya que el preparado para mojitos que he utilizado es más suave que el ron puro y duro. Seguidamente, añadimos 3 cucharas tamaño postre de la pulpa de melón y mezclamos bien.

Podéis añadir un poco de soda o limonada si os parece que está muy fuerte (o ron si ocurre lo contrario), y para terminar introducimos un par de hojas de hierbabuena, una pajita, y estará listo para tomar! Podéis rematar el sabor con un poco de lima exprimida y aprovechar el gajo como decoración haciendo un pequeño corte y enganchándolo en el borde del vaso.

Resultado

Un cocktail fresquito, sano y sencillísimo, que aporta un poco de originalidad a la receta clásica. Muchos pensaréis que le falta azúcar, pero la pulpa de melón en sí aporta el dulzor que necesita y punto muy suave de sabor. Es una manera rapidísima de aprovechar los ingredientes hasta la última gota, convirtiéndose en el premio perfecto para los cocinillas que se encuentren en los fogones y quieran darse un capricho mientras prepraran sus recetas. ¡Espero que os guste!

Tiempo: 2 minutos
Dificultad: 1/5
Digestión: 2/5
Precio: 6€  (por el ron)