Foto: Cris López

Aperitivos y entrantes

Endivias con anchoas, un aperitivo irresistible y adictivo

No reniegues aún de este alimento, dales otra oportunidad y prepárate estas endivias con anchoas. Cuando las pruebes, no podrás parar de comerlas.

No arrugues la nariz, ni siquiera porque hayas probado las endivias y no te haya gustado nada su sabor amargo. En esta receta de endivias con anchoas, la química de los sabores obra su magia mezclando alimentos con sabores tan intensos como las endivias, el queso azul y las anchoas para dar como resultado un bocado sorprendente y adictivo.

Ingredientes para hacer endivias con anchoas

  • Endivias, 24 hojas (unas dos endivias)
  • Anchoas, 24
  • Queso azul, 50 g
  • Mayonesa, 50 g
  • Nata líquida, 50 g
  • Aceite de oliva virgen extra, opcional

La preparación de esta receta de endivias con anchoas no puede ser más fácil y rápida, en un momento tienes listo un aperitivo para chuparte los dedos.

01: Preparar la salsa de queso azul

Foto: Cris López

En un bol ponemos el queso azul -preferiblemente a temperatura ambiente- y lo aplastamos con ayuda de un tenedor. 

Añadimos la mayonesa y lo mezclamos todo muy bien.

Finalmente, añadimos la nata líquida y seguimos mezclándolo todo hasta tener una crema homogénea. Como es muy poca cantidad se puede hacer perfectamente con el tenedor, de hecho es casi más sencillo que si se emplea cualquier electrodoméstico.

02: Preparar las endivias para rellenar

Foto: Cris López

Separamos las hojas de las endivias, las enjuagamos y las secamos con papel absorbente.

Untamos cada hoja de endivia con un poco de la salsa de queso azul que acabamos de preparar (media cucharadita es suficiente) y ponemos encima una anchoa.

03: Servir inmediatamente

Foto: Cris López

Servimos inmediatamente. Si queremos que el sabor sea más suave, podemos regarlo todo con un hilillo de aceite de oliva virgen extra.

Endivias, queso y anchoas, un trío triunfador

Las endivias con anchoas son un aperitivo que sorprende a todos los que lo prueban por primera vez y que se prepara en un momento, aún así, podemos hacer la crema con antelación y conservarla en la nevera durante unas horas hasta el momento de montar la bandeja.

Sugerencias

Si estáis muy perezosos y ni ganas tenéis de hacer la crema, se puede sustituir por una crema de queso azul comprada de esas que vienen en tarrina, pues hay algunas de muy buena calidad que sacan de muchos apuros.

Aparte de los quesos azules, otros quesos de sabor potente tipo Torta del Casar o Torta de La Serena tampoco le van nada mal.

Una de las claves de la receta está en la calidad de las anchoas, por lo que si quieres ahorrar un poco, es mejor que pongas menos cantidad de anchoa -por ejemplo, poner media anchoa cortada a lo largo en vez de la anchoa entera- que poner unas anchoas de mala calidad.

Si queréis un toque crujiente aparte del de la propia endivia, le van bien unas cuantas nueces picadas.

Puestos a añadir ingredientes que parecen imposibles, darle un toque final regándolo con unas gotas de vinagre de Módena.

Esperamos haberte convencido y estamos deseando que pongas la receta en práctica y nos lo enseñes en las redes sociales, en Facebook o en Instagram.