Aperitivos y entrantes

Aguacates rellenos, receta fácil paso a paso

Receta fácil con explicación detallada y vídeo de todos los pasos a seguir para preparar unos riquísimos aguacates rellenos.

Ingredientes

  • Aguacates, 2 que no estén maduros
  • Huevo, 1
  • Queso Parmesano rallado, 3 cucharadas
  • Queso tierno rallado, 80 g
  • Jamón serrano en taquitos, 100 g
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra

Me pasa a veces que cuando voy a comprar aguacates y no puedo ir al mercado, tengo que acabar comprando una malla en el súper con 3 o 4 aguacates de los que con suerte uno está en su punto para comer, pero el resto están aún un poco verdes. Cuando es así, estos últimos son perfectos para cocinar con ellos, pues unos minutos en el horno consiguen algo así como una maduración acelerada que nos permite preparar platos muy interesantes como estos aguacates rellenos.

La elaboración no puede ser más sencilla y el resultado no puede ser más original, por lo que son un entrante perfecto si queremos sorprender en una comida especial.

Preparación de los Aguacates rellenos al horno

  1. Precalentamos el horno a 200ºC con calor arriba y abajo sin ventilador.
  2. En un bol, batimos un huevo, añadimos el queso Parmesano rallado, la mitad del queso tierno rallado y los taquitos de jamón serrano. Mezclamos y reservamos.
  3. Engrasamos una fuente apta para el horno pincelándola con unas gotas de aceite de oliva virgen extra, colocamos sobre ella los aguacates cortados en mitades y sin hueso, salamos ligeramente, regamos con un hilo de aceite de oliva virgen extra y repartimos por encima la mezcla que teníamos reservada.
  4. Terminamos repartiendo la otra mitad de queso tierno rallado.
  5. Horneamos durante 10 minutos a 200ºC y 5 minutos más a 225ºC con el grill encendido para que el queso quede bien fundido, o algún minuto más si queréis que se tueste un poco el queso.
  6. Servimos calientes o bien solos o acompañados de ensalada.

Resultado

Estos aguacates rellenos, aparte de ser originales y vistosos, resultan rapidísimos de preparar, pues a diferencia de otras hortalizas como las patatas o las berenjenas rellenas no requieren ningún tipo de cocción previa, sino que se rellenan en frío.