Huevos benedictinos

Huevos benedictinos

Recetas

Huevos benedictinos, receta paso a paso

Receta con explicación detallada y fotografías de los pasos a seguir para preparar los auténticos huevos benedictinos o huevos a la benedictina.

Noticias relacionadas

Preparación: (*)  Dificultad: 3/5  Raciones: 1   Coste: < 2 €

Realmente, preparar los huevos benedictinos una vez tenemos listos todos los ingredientes es algo sencillísimo. Lo primero que tenemos que hacer es abrir el muffin inglés por la mitad y tostarlo a fuego medio (6/12) en una plancha o sartén hasta que los bordes estén dorados. Mientras tanto, pelamos el aguacate, lo aplastamos con un tenedor y lo mezclamos con un poco de sal y el zumo de limón para que no se ennegrezca. Para montar los huevos benedictinos, sobre cada trozo de muffin una vez tostado untamos la pasta de aguacate, ponemos una loncha de bacon crujiente cortada en dos -bueno, o todo el bacon crujiente que uno quiera-, un huevo escalfado o pasado por agua y todo ello regado con una buena cantidad de salsa holandesa que se puede espolvorear con cayena o con cebollino picado. Y disfrutar mucho.

  • Realmente, preparar los huevos benedictinos una vez tenemos listos todos los ingredientes es algo sencillísimo. Lo primero que tenemos que hacer es abrir el muffin inglés por la mitad y tostarlo a fuego medio (6/12) en una plancha o sartén hasta que los bordes estén dorados.
  • Mientras tanto, pelamos el aguacate, lo aplastamos con un tenedor y lo mezclamos con un poco de sal y el zumo de limón para que no se ennegrezca.
  • Para montar los huevos benedictinos, sobre cada trozo de muffin una vez tostado untamos la pasta de aguacate, ponemos una loncha de bacon crujiente cortada en dos -bueno, o todo el bacon crujiente que uno quiera-, un huevo escalfado o pasado por agua y todo ello regado con una buena cantidad de salsa holandesa que se puede espolvorear con cayena o con cebollino picado. Y disfrutar mucho.

(*) Aunque en prepararlos no se tarda ni 10 minutos, hacerlo bien requiere haber hecho previamente la salsa holandesa y los muffins ingleses

Estaba cantado y seguro que muchos ya os lo estábais imaginando después de que hace un par de días viésemos la receta de los muffins ingleses y ayer mismo os contáramos todos nuestros trucos para hacer la salsa holandesa. Esas dos recetas solo podían significar una cosa, nos estábamos preparando huevos benedictinos o huevos a la Benedictina, los reyes indiscutibles de los brunchs, esos desayunos tardíos que ya sirven como comida y que lo mismo te los comes con un café y un zumo de naranja que con una jarra de cerveza.

Es curioso, porque pese a ser algo que en apariencia puede parecer fast food, los huevos benedictinos si se hacen bien son, junto con nuestra versión de Sándwich Club de Streetxo, una de las recetas más elaboradas de todas las que he compartido con vosotros. Pero hay que reconocer que invertir tiempo en hacerlo bien, tiene como recompensa un momento de mucho placer a la hora de saborearlos y, sobre todo, a la hora de compartirlos.

Según la Wikipedia, no está muy claro el origen de este plato, pues han sido unos cuantos los que a lo largo del sitio pasado se atribuyeron la idea de este plato. Aunque digo yo que por qué no van a tener todos razón, al fin y al cabo hace 100 años las recetas no se compartían como ahora y no sería difícil que a más de uno se le ocurriese hacer lo mismo en distintos sitios.

Preparación de los Huevos benedictinos

Resultado

¿Quizá mucha complicación para unos simples huevos? Puede ser, pero cuando se trata de una receta que ha cruzado fronteras como lo han hecho estos huevos por algo será y tomarse el tiempo necesario para hacer cada una de las elaboraciones compensa con creces en el momento de disfrutarlos.

También os tengo que decir que la primera vez que comí huevos benedictinos  fuera de casa fue una experiencia digna de olvidar, pues aquello que pedí con total emoción acabaron siendo unos huevos duros sobre una tostada de pan de molde y bañados en una salsa amarilla difícil de describir. Lo dicho, para olvidar.

Aunque la versión clásica es el muffin inglés con jamón o bacon, huevo y salsa holandesa, también es muy común añadir algún otro ingrediente como el aguacate o espinacas salteadas.

¿Os gusta desayunar temprano siempre o de vez en cuando le dais oportunidad a estos desayunos tardíos?