Hoy os traigo una receta tan sencilla de preparar y tan divertida que estoy segura de que la haréis muy a menudo, pero cuidado, porque aunque tiene fibra es una bomba calórica. Viene de tierras vikingas (mi amiga @oriateka la aprendió de una compañera islandesa) y, desde que me enseñó a hacerla, en casa se ha convertido en un clásico. Además, si haces las bolitas mientras ves el telediario en la tele, ninguna noticia te enfadará bastante. Comprobado: amasar relaja.

Ingredientes

  • 100 gr de mantequilla
  • 300 ml de copos de avena
  • 150 ml coco rallado para la masa y coco rallado suficiente para envolver las bolitas
  • 150 ml de azúcar
  • 2 cucharadas grandes de cacao puro en polvo
  • 1 cucharada pequeña de esencia de vainilla o 1/4 vainilla pura en polvo
  • Un par de cucharadas grandes de agua

Noticias relacionadas

Bolitas de avena y coco

 

Preparación

Mezclar todo y hacer bolitas. Rebozar con coco rallado y meter en el frigorífico. ¡Así de fácil!

Por cierto, aunque la receta es muy fácil, viene bien tener en cuenta varios detalles:

La mantequilla, por ejemplo, será más fácil de trabajar si la sacáis 20 minutos antes del frigorífico. Tenéis que trabajar la masa unos diez minutos, hasta que se despegue fácilmente de las paredes del bol. Además, conviene tener un vaso con agua cerca para echar unas gotas extra mientras amasáis si veis que la pasta queda muy seca.

Resultado

Con este delicioso postre seguro que dejáis a vuestros amigos con la boca abierta. Aparte de muy fácil y rápido, está riquísimo.

 

Ya he comentado antes que he conocido esta receta gracias a mi amiga @oriateka en twitter. Una noche la invitamos a cenar en casa y ella nos comentó que traería el postre, que resultó ser una bandeja de deliciosas bolitas de coco que parecían complicadísimas de hacer. Le preguntamos varias veces cómo las había hecho y, después de hacerse un poco de rogar, simplemente nos indicó la lista de ingredientes y nos dijo: “sólo hay que mezclarlo todo, hacer bolitas y envolverlas en coco rallado”. Estoy segura de que nuestra cara de sorpresa fue un auténtico poema.

Tiempo: 30 minutos

Dificultad: 1/5

Digestión: 5/5

Precio: 3€