Actualidad gastronómica

Los restaurantes abandonan la comida a domicilio por miedo a contagios de coronavirus

Algunos restaurantes empiezan a abandonar el reparto de comida a domicilio en un acto de máxima responsabilidad social debido al riesgo de contagios de coronavirus.

18 marzo, 2020 10:04

Noticias relacionadas

La pandemia del coronavirus está suponiendo el inicio de una crisis de dimensiones inimaginables para el sector de la hostelería. Primero llegaron los cierres voluntarios de muchos restaurantes, después se obligó al resto al decretarse el estado de alarma y ahora nos encontramos ante el cese de la comida a domicilio por parte de algunos negocios.

Desde gigantes como McDonald's o Domino's Pizza hasta restaurantes como Juancho's BBQ en Madrid han decidido tomar la iniciativa y dejar de enviar comida a domicilio debido al riesgo que supone en la propagación de contagios de coronavirus.

Estudios científicos y la propia OMS alertan sobre que el coronavirus puede sobrevivir en una superficie hasta varios días, lo que nos lleva al problema de los contagios con envíos de comida a domicilio.

Contagio de coronavirus en comida a domicilio

Todas las alarmas han saltado en el sector de la hostelería cuando una de las empresas más grandes ha decidido cesar el delivery. Desde este lunes McDonald's ya no realiza envío de comida a domicilio debido a la pandemia del coronavirus. Según la compañía norteamericana se debe a un acto de responsabilidad social para intentar ejemplificar con sus empleados la importancia de quedarse en casa durante la pandemia del coronavirus.

A día de hoy, según informa EFSA (European Food Safety Authority), no se ha informado de ningún caso de propagación del coronavirus a través de alimentos, por lo que en principio no se puede contagiar a través de la comida.

Sin embargo, tal y como indica la OMS es su página web, el coronavirus "puede propagarse de persona a persona a través de las gotículas procedentes de la nariz o la boca", y matiza que "estas gotículas caen sobre los objetos y superficies que rodean a la persona, de modo que otras personas pueden contraer la COVID-19 si tocan estos objetos o superficies y luego se tocan los ojos, la nariz o la boca".

A esto la OMS añade que "los coronavirus pueden subsistir en una superficie desde unas pocas horas hasta varios días".

Esto es precisamente lo que preocupa a hosteleros como Juan de la Rica, fundador de Juancho's BBQ, que ha decidido cerrar porque "no queremos poner en peligro ni a nuestros trabajadores ni al consumidor, aunque haya un riesgo muy bajo de contagio a través del envío a domicilio no podemos asumirlo".

Juancho's BBQ ganó el premio a la mejor hamburguesa de España y su caso es especialmente llamativo porque tuvieron que cerrar el día siguiente de la inauguración de su nuevo local, y con los cambios pusieron toda la maquinaria en marcha para enviar sus hamburguesas por delivery: "Teníamos todo listo para lanzar el envío a domicilio, habíamos hablado y organizado todo con una empresa de reparto que garantiza la seguridad, pero en una reunión de última hora hemos dado marcha atrás y decidido no servir comida a domicilio pese al alto volumen de peticiones que estamos recibiendo".

Esta medida que empiezan a tomar restaurantes y cadenas se adelanta a cualquier medida del Gobierno ya que todavía no se han establecido límites en cuanto al envío de comida a domicilio, tal y como ocurrió en su momento con el cierre voluntario previo al estado de alarma.

Es difícil trazar el origen de un posible contagio de coronavirus a través de envío comida a domicilio, por lo que estas medidas voluntarias son de máxima responsabilidad social por parte de aquellos negocios que las están implementando.

El riesgo del contagio del coronavirus a través de la comida a domicilio no está tanto en los repartidores y en todas las medidas de seguridad que ponen las empresas de delivery, sino en la cantidad de factores que intervienen en la cadena para que dicho contagio se acabe produciendo.

Un estudio del New England Journal of Medicine (la Biblia de las revistas médicas) indica que el coronavirus puede sobrevivir hasta 24 horas en cartón y 72 horas en plástico, por lo que si alguien del restaurante tuviese coronavirus este podría llegar hasta el cliente en su casa.

A esto hay que sumar que el coronavirus es contagioso antes incluso de notar síntomas, tal y como hemos podido ver en el caso de Isabel Díaz Ayuso, que dio positivo sin tener fiebre. O casos como el del crucero Diamond Princess, donde se hicieron 3.618 tests de coronavirus con 696 positivos, de los cuales 410 no presentaban síntomas, un porcentaje altísimo.

Este es precisamente el riesgo que ven cadenas como Domino's Pizza, que han decidido suspender la entrega a domicilio en los más de mil restaurantes y tiendas que tienen en España. Según informa Alsea España, compañía a la que pertenece la popular cadena de pizzas, "en un ejercicio de responsabilidad y respeto hacia sus colaboradores y clientes, ha decidido suspender de forma inmediata y hasta nueva orden, el servicio de delivery que estaba ofreciendo a través de su marca Domino´s Pizza", y concluye: "Esta medida aplica sin excepción al resto de las enseñas que la compañía opera en el país".

Información sobre el coronavirus: