Actualidad gastronómica

Cómo hacer huevos transparentes que rebotan sin romperse

Truco para conseguir unos huevos transparentes que se estrujan y rebotan sin hacerse pedazos utilizando un poco de ciencia.

26 enero, 2015 21:16

¿Huevos transparentes? ¿Huevos que rebotan y no se rompen? ¿Magia? No, ¡ciencia! ¿Esferificación? No, ¡vinagre!

Es la química del colegio llevada a la cocina. De una forma muy divertida y con un experimento muy fácil de hacer podéis sorprender a todo el que le enseñéis estos huevos transparentes, que además se pueden estrujar y si se caen, rebotan sin hacerse pedazos.

Qué necesitamos para hacer huevos transparentes en la cocina

  • Huevos de gallina
  • Vinagre blanco, si lo queremos completamente transparente u oscuro si lo queremos doradito como el de las fotos.
  • Un recipiente de un material inerte, preferiblemente de vidrio o de plástico, pero que no contenga aluminio ni cobre (recordad que ya os hemos explicado que estos metales y los ácidos no son amigos)
  • Mínimo 48 horas

Cómo conseguimos hacer los huevos transparentes

  1. Ponemos los huevos crudos y enteros con su cáscara en el recipiente que vayamos a utilizar.
  2. Los cubrimos con el vinagre , los guardamos en la nevera y esperamos dos días. Si nos acordamos, podemos darles la vuelta alguna vez entre medias para que la cáscara vaya desapareciendo de manera uniforme.
  3. Sacamos los huevos del vinagre, los enjuagamos bien bajo un chorro de agua fría frotando con suavidad para que se desprendan los finísimos restos de cáscara que aún pudiesen quedar y ya tendremos nuestros flamantes huevos transparentes y estrujables cual flubber saltarín.
  4. Recordad que por dentro sigue siendo un huevo crudo y que basta con hacer un pequeño corte para que salgan la clara y la yema tal como veis en la última imagen.

La ciencia que hay detrás de los huevos transparentes

¿Por qué desaparece la cáscara?

La cáscara del huevo está compuesta principalmente por carbonato de calcio que reacciona con el ácido acético (el vinagre, para entendernos) disolviéndose y produciendo una sal (el acetato de calcio) que se deposita en el fondo del recipiente, un gas (el dióxido de carbono) y que se puede ver a simple vista nada más empezar en experimento, pues son las pequeñas burbujas que se forman en la superficie del vinagre y agua.

El proceso químico, siendo un poco rigurosos, sería este:

ecuacion

ecuacion

Que es la ecuación química que describe la reacción de disolución de la cáscara del huevo en vinagre.

¿Por qué rebotan los huevos transparentes?

La membrana que está adherida al interior de la cáscara y que ahora es la nueva “piel” del huevo es una membrana porosa, por lo que el agua producida en el proceso de disolución y, de ser necesario, también una parte del vinagre pasarán al interior del huevo con el fin de equilibrar la presión interior para que sea igual a la del líquido que lo rodea. Por eso, veremos que el huevo se hincha y se vuelve elástico como si fuera una pelota de goma.

Podéis verlo mejor en este vídeo que, aunque está en inglés, nos sirve perfectamente para ilustrar la “capacidad de estrujamiento“.

¿Se pueden comer los huevos transparentes?

Yo personalmente no lo haría, porque aparte de que tendrán un marcado sabor a vinagre, a través de la membrana pueden colarse impurezas que estuviesen adheridas a la cáscara y que se hayan disuelto en el vinagre, así que mejor hacerlo solo como experimento divertido.

Fuente | Viralnova