La familia del primer ministro en la polémica foto que después se manipuló

La familia del primer ministro en la polémica foto que después se manipuló Twitter

La Jungla

El primer ministro australiano tiene 2 pies izquierdos en el photoshop más cutre

En la Jungla. A alguno de los integrantes del equipo de Scott Morrison no le pareció correcto que el primer ministro repitiese calzado en una foto y decidió arreglarlo...

Scott Morrison es primer ministro de Australia desde agosto del pasado 2018, pero a pesar de los pocos meses que lleva al frente del Ejecutivo australiano ya acumula tres polémicas virales. ¿La última? Sus dos pies izquierdos en una foto oficial a la que alguien le aplicó el photoshop más ruin del mundo. 

Algo que no pasó desapercibido para el tuitero Luke (@lukerhn), que no dudó en publicar la fotografía original y la photoshopeada para reemplazar las zapatillas deportivas que llevaba el primer ministro en la primera imagen. El descubrimiento se ha bautizado, no sin sorna, como el 'shoegate', un juego de palabras entre shoe (zapato) y el famoso caso Watergate:

La imagen trucada aparecía en esta web oficial de Gobierno, mientras que la fotografía original está sacada del vídeo de Navidad de 2018 que se publicó en Twitter durante la Nochebuena. Los tuiteros, como era de esperar, se cachondearon bastante del asunto. Sin embargo, uno de los portavoces de Morrison no estaba para coñas.

Aseguró a The Sydney Morning Herald que la fotografía "fue manipulada por el departamento de comunicación sin conocimiento ni autorización del primer ministro y su gabinete", incidiendo, además, en que a Morrison "le gustan sus propios zapatos". En pocas horas la web ya había cambiado la imagen tras la polémica. 

Esta es la tercera vez menos de cinco meses que el primer ministro se ve inmerso en la difusión viral. La primera de ellas se produjo cuando tuiteó una canción de hip-hop cuyas letras no resultaban muy apropiadas y por lo que tuvo que pedir disculpas y eliminar el vídeo. Después, en octubre, le hackearon su web aprovechando que no había renovado la licencia de su dominio poniendo una canción de rock que podía escucharse al acceder al sitio.