Alberto Garzóin, coordinador general de IU.

Alberto Garzóin, coordinador general de IU. EP

Política ELECCIONES 28-A

Garzón no asegura la confluencia de IU con Podemos y propone someterla a referéndum

Confirma que se presenta a las primarias pero avisa: "Es una situación compleja porque IU tiene que conseguir la mayor representación posible".

Izquierda Unida sólo contempla como escenario para concurrir a las próximas elecciones generales del 28 de abril mantener su acuerdo marco con Podemos tal y como acordaron ambas formaciones políticas en los últimos comicios electorales. Pero Alberto Garzón no asegura firmemente que esto vaya a ocurrir, siguen las diferencias con el partido de Pablo Iglesias, por lo que el líder de IU ha anunciado que someterá la decisión a referéndum entre las bases.

Así lo ha anunciado Garzón, coordinador federal de Izquierda Unida, en una reunión de la coordinadora federal del partido para decidir la fecha de las primarias y la de esa consulta a las bases que decida si finalmente concurren con Podemos o no.

Pese a la celebración de esta consulta, Garzón ha dejado claro que la intención del partido sí es acudir con Podemos a las urnas. "No contemplamos ningún escenario diferente a un acuerdo con los diferentes aliados de las ultimas comicios", ha señalado.

El coordinador general de IU se remite así al "mandato" definido por las estrategias políticas alcanzadas con Podemos en las últimas negociaciones y que también sirven de base para los comicios autonómicos, municipales y europeos de mayo.

No obstante, el partido someterá en los próximos días a votación el preacuerdo de una alianza que todavía "está por concretar", debido a que se trata de "un escenario complejo" en el que es "absolutamente imprescindible que IU tenga la mayor representación posible".

Primarias

De forma paralela a esta votación, el partido también ha iniciado un proceso para definir el programa político con el que se presentarán a las elecciones, así como un proceso de selección de candidaturas en todos los niveles de representación.

En este sentido, Garzón se ha postulado a las primarias como candidato del partido a la presidencia del Gobierno, destacando su "deseo y compromiso", aunque también ha dicho que espera "las mejores candidaturas posibles".

El candidato ha resaltado así la "necesidad" de "parar a una derecha radicalizada y reaccionaria" a la que las encuestas le están otorgando "un crecimiento peligroso" con la posibilidad de que puedan tener influencia o capacidad de decisión en asuntos "fundamentales para los trabajadores".

Una españa feminista y ecologista

"Nos jugamos preservar los derechos sociales, la sanidad, las pensiones o las prestaciones sociales; tenemos que defender un concepto de democracia que va más allá de lo procedimental y es garantizar un acceso a la vida digna", ha manifestado.

Garzón también ha aprovechado el acto para reprochar al Gobierno que "no haya tenido voluntad política" para resolver algunos problemas como la subida de la luz en invierno a pesar de que había "soluciones específicas" y a las que "no se les ha puesto remedio".

También ha hecho un llamamiento a "poner toda la fuerza a disposición de construir una España mejor" con políticas "feministas" y "ecologistas", un mensaje que considera que hay que incorporar "de forma central y vertical como están haciendo las izquierdas de otros países".