El presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez.

El presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez. Marcial Guillén Efe

Política Crisis autonómica

Ciudadanos pide al PP otro presidente en Murcia para evitar elecciones anticipadas

Pedro Antonio Sánchez, que se reúne con el portavoz de Cs, puede dimitir, arriesgarse a una moción de censura o convocar elecciones.  

Jorge Sáinz

El presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, decidirá en las próximas horas si se mantiene en el cargo o dimite. La presión que está ejerciendo Ciudadanos ha colocado al PP ante la disyuntiva de arriesgarse a una moción de censura y perder el Gobierno de la región o convocar unas elecciones anticipadas con un candidato todavía imputado. Ciudadanos ofrece una salida intermedia: investir a un nuevo presidente del PP.

Es el mensaje que trasladará el portavoz naranja en la región, Miguel Sánchez, al presidente autonómico en la reunión que mantendrán este jueves en Murcia. El PP, con Mariano Rajoy a la cabeza, ha defendido la inocencia de Sánchez, pero la solución institucional, de seguir en el cargo, no es sencilla. Si el PSOE registra una moción de censura, Sánchez puede perder el gobierno. Si convoca elecciones anticipadas, hay otros riesgos.

Por un lado, el PP cargaría en solitario con la responsabilidad de mantener a un candidato imputado y, por otro, Sánchez podría tener fecha de caducidad. El Estatuto permite a Murcia celebrar elecciones anticipadas, pero le obliga a volver a convocarlas junto al resto de comunidades autónomas en 2019. En Murcia hay limitación de mandatos y Sánchez agotará sus dos legislaturas en estos cuatro años si gana por mayoría absoluta.

Limitación de mandatos

La reforma del Estatuto que aprobó el PP en 2014, y que rechaza a nivel nacional, no fija un horizonte de ocho años a las legislaturas. “No podrá ser elegido Presidente de la Comunidad Autónoma quien ya hubiese ostentado este cargo durante dos mandatos”, dice el Estatuto. El PP considera que este artículo es interpretable.

Pero en el caso de que el PSOE presente en solitario una moción de censura, Sánchez ya no podrá adelantar elecciones hasta que vote el Parlamento. Ciudadanos dice que la salida más estable para la región es que gobierne el PP pero con otro presidente.

Pero si el PP se empeña en mantener a Sánchez, Albert Rivera ya dijo que el partido naranja está abierto a explorar otras vías, en referencia a la moción de censura. Los populares lograron 22 escaños en las elecciones del 2015, a uno solo de la mayoría absoluta. Ciudadanos tiene cuatro diputados autonómicos.

Ciudadanos ha esperado a este encuentro mientras definía su estrategia, en la que ha trabajado el secretario general, José Manuel Villegas. Ciudadanos insiste en que Sánchez cumpla con el acuerdo firmado y la palabra dada de retirarse en caso de imputación. Los Presupuestos ya están aprobados y el partido naranja no le tiene miedo a las elecciones.

El proceso puede alargarse

Murcia ya reformó su ley electoral a instancias de Ciudadanos para tener una única circunscripción. Si el partido mantiene un porcentaje de voto cercano al 16% como ocurrió el 26-J, puede lograr hasta ocho escaños -cuatro más que actualmente-.

Sánchez declara como investigado el próximo lunes, pero el escenario de Villegas es que el caso judicial se alargue sine die. En Ciudadanos dan por hecho que el juez ni abrirá juicio oral ni desimputará a Sánchez de forma inmediata. Y que se tomará un tiempo, quizá pidiendo alguna diligencia más, antes de tomar una decisión.

El presidente de Murcia está investigado por delitos de prevaricación continuada, fraude contra la administración pública, falsedad de documento oficial y malversación de caudales públicos en la construcción de un auditorio en la localidad de Puerto Lumbreras, de la que era alcalde en ese momento.