Fernando Alonso durante la primera jornada de entrenamientos en Montmeló.

Fernando Alonso durante la primera jornada de entrenamientos en Montmeló. ALEJANDRO GARCÍA EFE

F1 FÓRMULA UNO

Alonso: "No tengo ni idea de lo que da el coche"

El piloto asturiano se mostró decepcionado con el rendimiento de su McLaren-Honda tras la primera jornada de entrenamientos en Montmeló, aunque también llamó a la calma.

M.C. / Agencias

El piloto español Fernando Alonso (McLaren-Honda) declaró este lunes, tras la primera jornada de ensayos de pretemporada de Fórmula Uno en el Circuito de Barcelona-Cataluña, en las que tuvo problemas mecánicos, que "son comprensibles las dudas", pero precisó que "hay que mantener la calma".

"La verdad es que es comprensible (pensar de modo pesimista). Es jugoso que, después de los dos años que hemos tenido con dificultades, lleguemos al tercer año y que en la primera vuelta tengamos que cambiar la unidad de potencia... Es muy fácil el titular y muy fácil pensar", dijo al respecto en declaraciones que reproduce la web motorsport.com.

"Todos podemos opinar lo mismo y tener esa sensación. Pero no dejándose llevar por esa primera impresión o esa frustración, que todos tenemos, yo creo que los aficionados, nuestros patrocinadores, los mecánicos, los ingenieros que llevan trabajando cuatro o cinco meses, después de que el coche llegara el sábado por la noche y tuviera el domingo un día de filmación, nadie esconde su frustración, y nosotros los primeros", dijo el bicampeón mundial.

"Como digo, son comprensibles las dudas que puedan tener los aficionados y las dudas que pueda dejar, pero creo que es un primer día de test, sin esconder que hemos perdido información importante porque con el nuevo reglamento hay mucho que ver, mucho que entender de aerodinámica, de los neumáticos, del estilo de conducción, pitstops, salida... Hay una cantidad de cosas infinitas que probar y no hemos podido", agregó.

"Sin esconder eso, creo que hay que mantener la calma, son ocho días de entrenamientos y vamos a sacar conclusiones en el octavo. Y ojalá que sean lógicamente mejores que las de hoy, que no estamos contentos", añadió.

Sobre el apoyo que ha recibido de los aficionados en el trazado de Montmeló, Alonso comentó: "La verdad es que ha sido una sorpresa. Cuando tuve el problema, me dijeron que iban a tardar unas horas y decidí irme al hotel a entrenar. Estuve en el gimnasio haciendo un poco de deporte para no perder el día por completo, y luego, cuando volví y me fui al garaje, la grada estaba llena, porque a las nueve de la mañana no había tanta gente".

"Ha sido emocionante. Seguramente te pone un poco triste por ellos, porque llevan todo el día allí y no te han visto rodar, y luego cuando te dicen 'Vamos a dar una vuelta despacio, vamos a dar otra vuelta despacio' y cogemos el ritmo, y pasas por allí y les oyes, y con todas esas emociones, te apetecería decirles que va a ser un día bastante tranquilo y ojalá podamos en breve recompensarles de alguna manera", señaló el asturiano.

Alonso conversa con sus mecánicos.

Alonso conversa con sus mecánicos. ALEJANDRO GARCÍA EFE

Sobre los cambios en el reglamento de 2017, Alonso dijo: "Veremos. Digamos que llegar a los tiempos que lográbamos antes y obtener las sensaciones son dos cosas diferentes. Las sensaciones nunca más las vamos a tener como en el 2004 o el 2005, básicamente porque los coches tenían una libertad aerodinámica que ahora no tenemos, con unos motores muy diferentes en conducción de lo que tenemos ahora, y sobre toco con 130 kilos menos que ahora, que son 230 menos en carrera".

Al hacer un primer análisis del nuevo McLaren, comentó: "Cuando tienes que levantar el pie tres segundos antes de la frenada, girar el volante a la derecha o no hacerlo para comprobar niveles de aceite y de cosas del coche, te bajas, pero no tengo ni idea de lo que da el coche".

"No hay nada dramáticamente equivocado. El tema es que hay que ser más rápidos que los demás y hay que recuperar una velocidad y una potencia en la que el año pasado estábamos por debajo de los mejores y el primer día no ha sido todo lo bueno que queríamos, y no hay que esconderlo", precisó.

"He hablado mínimamente con el equipo y hasta que no tenga la reunión no sabré qué ha pasado y cuáles son las soluciones para esta semana. No es algo tan fácil como para solucionarlo en cinco minutos. Hemos estado todo el día parados y cuando hemos rodado no han sido vueltas de calidad. A ver si mañana podemos rodar y tener un mínimo potencial para disfrutar", concluyó.