El presentador Juan y Medio en un combo de Jaleos.

El presentador Juan y Medio en un combo de Jaleos.

Televisión LO QUE LE DUELE A...

La enfermedad de Juan y Medio por la que tiene prohibido tomar el sol

Esta dolencia crónica afecta únicamente a un 1% de la población mundial, siendo Michael Jackson o Winnie Harlow, dos de los ejemplos más famosos. 

Noticias relacionadas

Con un largo recorrido en la pequeña pantalla, la cara de Juan y Medio (56 años) es más reconocible para el gran público. Actualmente, el almeriense presenta La tarde aquí y ahora en Canal Sur, la cadena autonómica andaluza, donde ha protagonizado algunos momentos dignos de alimentar a los programas que viven de vídeos de zapping.

Sin embargo, hay algunos aspectos de la vida de Juan y Medio que son menos conocidos. Por ejemplo, que es licenciado en Derecho, aunque el asunto que tratamos hoy es un poco menos amable, ya que está relacionado con un problema de salud: padece vitíligo

Pero, ¿en qué consiste esta enfermedad crónica con nombre propio de un trabalenguas? Ni más ni menos que en unas lesiones causadas por la pérdida de melanocitos, las células encargadas de la pigmentación de la piel. Su causa u origen es desconocido y se caracteriza por la aparición de unas manchas blancas en la piel del paciente. En el momento de su diagnóstico, los médicos prohíben taxativamente tomar el sol. 

El presentador Juan y Medio.

El presentador Juan y Medio.

FAMOSOS Y ESTIGMA

Al contrario que otras enfermedades que se han tratado en este espacio, el vitíligo no es una enfermedad demasiado común, de hecho, se estima que sólo afecta a un 1% de la población mundial, con predominio en las razas que tienen una mayor pigmentación en la piel. En este sentido, hay que recordar el caso de Michael Jackson. El malogrado artista norteamericano sufrió los estragos más severos del vitíligo, ya que comenzó en una mano y terminó abarcando el 95% de su cuerpo.

Otro ejemplo significativo es el de la modelo canadiense Winnie Harlow (25), quien vivió de primera mano el estigma social que suele acarrear esta enfermedad, ya que durante su infancia y adolescencia fue acosada en el colegio e instituto. Sin embargo, su vida dio un vuelco cuando fue descubierta por la presentadora de un reality, iniciando una gran carrera en la pasarela internacional.

La modelo Winnie Harlow en una imagen de su Instagram.

La modelo Winnie Harlow en una imagen de su Instagram.

Ese, el de la percepción estética, es uno de los grandes problemas con los que tienen que lidiar las personas que padecen vitíligo. Por ello, Juan y Medio no dudó en escribir una carta a la Asociación de Pacientes de Vitíligo en España (Aspavit), que aparece en su página web: "Me dirijo a todos vosotros con la esperanza de que mis palabras os animen a enfrentaros al vitíligo. Como un trastorno menor, porque es lo que realmente es… Nadie me ha rechazado jamás por mis manchas… Creo firmemente que alguna diferencia en el tono de mi piel en zonas muy concretas de mi cuerpo no me hacen ni mejor ni peor a los ojos de los demás. Mis parejas no me dejaron por ello. No me echaron de ningún trabajo. No me han impedido entrar o salir en ningún recinto".

Los casos antes expuestos de Michael Jackson y Winnie Harlow refuerzan la frase con la que termina esta misiva el propio Juan y Medio, y que debería servir de ejemplo: "Sí, tengo vitíligo, ¿y qué?".

[Más información: La enfermedad de Mercedes Milá por la que sólo quería estar en la cama y llorar]