Isabel Pantoja durante su bronca con Carlos Lozano en 'Supervivientes'.

Isabel Pantoja durante su bronca con Carlos Lozano en 'Supervivientes'. Mediaset

Famosos MINUTOSTV

La sucia jugarreta de Supervivientes a Pantoja: apechuga con tus "mierdas" o te piras

Ya ustedes saben qué significa "mierda": cárcel. El tema tabú de Pantoja. Carta de Paolo a la cantante: "Maribel, soy Vasile: vas a cobrar cerca de dos millones de euros. No me jodas, querida. Besos". A tragar toca. 

Noticias relacionadas

Este martes viendo Supervivientes Tierra de nadie me ha quedado más claro que nunca que Isabel Pantoja (62 años) NO cuenta con ningún privilegio en la isla de Honduras. Que no, que se callen los malolientes mentideros: la cantante está en el concurso como una más, abierta en canal, a pecho descubierto. Gracias al pesadísimo de Carlos Lozano (56) -juro que ya no lo aguanto, es un cascarrabias trasnochado- se ha descubierto la cruda verdad: la jugarreta de la productora a la Pantoja, el jaque mate, después de un pulsito que se le ha explotado en la cara. Os pongo en antecedentes para que me entendáis.

Después de que Lozano perdiera los estribos como nunca en Cayos Cochinos, tildando a la cantante de mala persona, de tener "mucha mierda" escondida y conminándola a que se "lave la boca", Pantoja, harta de la vida, quiso abandonar el concurso, pidió una barca ipso facto que la llevara a su equipaje: "A mí me tiene machacada. Que me lleven donde están las maletas, se acabó. Me voy para mi casa, esto es maltrato psicilógico, ¡y conmigo no puede nadie!". ¡Maltrato psicológico, dice la menda! Tamaña acusación parecía que había puesto en jaque al programa, que los mandamases estaban comiéndose las uñas desesperados por que la intérprete de Marinero de luces cumpliera con su amenaza. 

Pantoja hablando con Carlos Sobera sobre su continuidad en el concurso.

Pantoja hablando con Carlos Sobera sobre su continuidad en el concurso. Mediaset

Recordemos antes de seguir las frases de Carlos Lozano que han hecho estallar a Isabel y pedir el petate. Aquí vienen, léanlas bien: "Te puedo sacar mucha mierda que tienes dentro y lo que eres tú. Te lavas la puta boca para hablar de mí y de mi familia. No me obligues a hablar de la tuya". Tras el golpe bajo, Isabel, dedo en ristre, se lanza a su cuello, aunque, hay que decirlo, como más debilitada, encogida: "No me mandes a callar, no me amenaces con nada". No sé, serán cosas mías, pero como que tras la sucia sentencia de Lozano he visto a Isabel tocada de muerte, casi atemorizada. Insisto, serán cosas mías. Y Carlos, cual buitre, mete el estoque en la llaga abierta: "Quítate los galones aquí, que para la más grande está Rocío Jurado. ¡Vete a una residencia!". 

Total, se conoce que entre "mierdas" y lanzas al pundonor, Isabel no ha podido más: "Me voy a casa, esto es un programa de convivencia, pero he sufrido un maltrato psicológico insufrible". En ese momento, las Azúcar Moreno, perras viejas y nada tontas, se han sumado a la espantada: "Nosotras también nos vamos". Esto, como os cuento, ha pasado durante el día de este martes; las aíslan en una cabaña hasta que empieza el programa y, qué cosas, durante el transcurso del mismo, hups, cambian de opinión y se ríen de la audiencia. Ahí, Isabel, con un par: "Yo nunca he dicho que quiero abandonar ni lo voy a hacer. Solo pido que se lo lleven ya, que no quiero respirar su mismo aire". 

En otras palabras, que lo alejen de ella. Y yo, en casa, me he imaginado la siguiente correspondencia mental entre Pantoja y el capo de Mediaset. Misiva de Isabel: Paolo Vasile (66), soy yo, tu Maribel, te estoy hablando a ti, indirectamente, que no se diga: por favor, quítamelo de en medio, déjame disfrutar de mi concurso. O me lo quitas de encima, o me voy. ¿Sabes qué pasa, Isabel? Que cuando uno hace un pulsito es para ganarlo y... te han dejado con el culo al aire. La respuesta de la cadena ha sido más que clara: a joderse toca, querida. Apechugas con tus "mierdas" (Carlos Dixit) o te piras. Y ya ustedes saben qué significa "mierda": cárcel. El tema tabú de Pantoja. A pasar por el aro. Repuesta de Paolo: Maribel, soy Vasile: vas a cobrar cerca de dos millones de euros. No me jodas, querida. Besos. Nada más que hablar. Amén. 

La crisis de Chelo y el "te quiero" entre Fabio y Violeta

Chelo llorando despidiéndose de Isabel Pantoja.

Chelo llorando despidiéndose de Isabel Pantoja. Mediaset

A mí se me ha partido el alma cuando, tras la amenaza de partida de Pantoja y las Azúcar Moreno, Chelo García Cortés (67) se ha roto. Se ha quedado desconsolada en la isla y solo atinaba, la pobre, a pedirle a Pantoja que, anda, por favor, dale un beso a Marta (su mujer) de mi parte. Ahí todos hemos sido Chelo y los que no lo hayan sentido, lo siento, ¡sois unos insensibles! Ains, que me emociono. ¿Y ese momento en el que las tres vuelven en la barca e Isabel abraza a Chelo? Me ha venido a la mente esa canción de Mecano, Mujer contra Mujer. 

Y siguiendo en la línea de los sentimientos y, por qué no, del amor en su amplio abanico, quiero hablar de Violeta y Fabio. Han dado un paso muy importante en su relación: ¡¡se han dicho te quiero!! Que sí, que sí, que no estoy exagerando. Os dejo algo parecido a su conversación: 

Fabio: Han pasado 24 horas y te he echado de menos

Violeta: Vamos a estar juntos para siempre

Fabio: ¿En la isla o...?

Violeta: Para siempre

Fabio: Te quiero, se creó algo lindo

Violeta: ¿Cómo me quieres? Osea, que me quieres de...

Fabio: Empieza a avanzar... ¿Y tú a mí?

Violeta: Te quiero como tú a mí

¿Hace falta añadir algo más? Qué historia más bonita. Oye, ambos tienen un gran valor: luchar contra la sombra de Pantoja. Por cierto, comentan que hay más habitantes en la isla. Sí, a ver... un tal Oto, Dakota, Mahi, Lidia, Jonathan, Colate... ¿Ustedes los han visto? 

[Más información: Fin a la esclavitud de Chelo en Supervivientes: ¡no te dejes humillar más por Isabel Pantoja!]