Isabel Pantoja durante su bronca con Carlos Lozano.

Isabel Pantoja durante su bronca con Carlos Lozano. Mediaset

Famosos MINUTOSTV

Carlos Lozano descubre el descarado favoritismo de Isabel Pantoja en Honduras

Querida Maribel, estás comenzando a descubrir lo que es no tener aquello que se desea y, en ese descubrimiento, Carlos Lozano te ha dado un bofetón de realidad. 

Noticias relacionadas

Cómo pueden cambiar las cosas en cuestión de horas en Supervivientes. Si hace unos días, el jueves en el gran estreno del programa, todo eran buenas palabras y compañerismo a raudales, la cosa ha cambiado mucho y ya comienzan a aflorar los malos rollos. La tensión se palpa en la isla. Muy concretamente, en la playa Pirata. Allí, la zona de los vips -que me perdone Colate Vallejo Nágera (47 años), que está en otro grupo- está que arde. El fuego está encendido. Carlos Lozano (56), que se conoce el percal como nadie y es perro viejo de esto, tiene ya dos claras enemigas: Isabel Pantoja (62) y Chelo García Cortés (67). Y no es para menos: ambas se creen las marquesas de la isla y no atienden a razones. Imponen su criterio y no hacen nada. 

Eso sí, con una distinción: Isabel es la jefa y Chelo, su súbdita. El nivel de peloteo no puede ser mayor. Estoy deseando que llegue un aguacero de esos gordos a la isla y ver cómo Chelo intenta proteger a Isabel. En fin, en esencia, se comportan del mismo modo: creyéndose las reinas del cotarro y convirtiendo Honduras en una dictadura. Menos mal que Lozano ha alzado la voz y ha dicho lo que los demás, cobardes, se callan: que Isabel es la dueña y señora de Cayo Cochinos. Hay que decir que la cantante NO HACE NADA, está apática y solo sabe decir que no se puede pescar, como ella quería. Esto va para ti, amor: yo no te he visto ni intentándolo, chiquilla. Vamos, que ni has rozado la orilla de la playa. 

Isabel Pantoja en Honduras.

Isabel Pantoja en Honduras. Mediaset

¿No será que te esperabas otro rollo? Viendo el programa este domingo he llegado a la conclusión de que es verdad lo que decía Mila Ximénez (66): Pantoja se pensaba que iba a un resort. Pues no, querida Isabel, Honduras es mucho más que pescar y aislarte del ruido. Supervivientes es pasar hambre, desesperarte, comer cosas despreciables, calarte cuando llueve a cascoporro, pelearte, desgañitarte. Ah, y bajarse de ese púlpito en el que vives. Honduras, amor mío, es ser una más. Y tú te has dado de bruces con la realidad. Esa fría e inhóspita realidad. Estás comenzando a descubrir lo que es no tener aquello que se desea y, en ese descubrimiento, Carlos Lozano te ha dado un bofetón de realidad. 

Vale que en él también hay espectáculo, que no somos tontos nadie, pero al menos Lozano se ha atrevido a decirte lo que, creo, todos piensan y nadie dice: que eres una cacique en la isla y que estás engatusando a todo el mundo para que te baile el agua. Lozano, como tío listo, ha ido a debilitar a tu mano derecha, Chelo. ¡Y con grandes verdades! Que no hacéis nada: "Tú diriges un montón y que sepas que las contestaciones chulas no me gustan un pelo". Esto se lo dice Carlos a Chelo porque ella es la típica que propone y propone, y nunca hace nada. Solo sabe ir detrás de las faldas de Pantoja. 

El momentazo de este domingo ha sido cuando Lozano se ha encarado con la musa, con la diosa Isabel Pantoja: "No hacéis nada y no es fácil soportaros. Eres la presidenta de aquí y vas de eso". Claro, Isabel, que me da a mí que de normal no está acostumbrada a que nadie la contradiga, se ha revuelto como una gata encelada y con su dedo acusador en ristre: "Carlos no es el mismo que en el hotel. Desde que llegó su mujer, ha cambiado". Y frente a él ha rematado: "¿Quién te crees que eres? No vales un duro". Tengo que decir que yo estoy con Carlos, con esa valentía de enfrentarse a la gran Pantoja, de no titubear y decir la verdad: que ella se pensaba que iba a un hotel de cinco estrellas y que conseguiría que los demás besasen por donde ella pisaba. 

¡Pues no! Lo siento, pero no. Has enseñado tu peor cara, has demostrado que no vales como superviviente. ¿Cómo se puede desear, a los cuatro días, que te echen ya? "Imagino que necesitaré mis días, pero es duro. Aquí no se puede pescar ni hacer nada. Que digan que la que se marcha para casa soy yo". ¿En serio? ¿Ese es el espíritu? Menuda estafa de concursante que solo sabe llorar y lamentarse de vivir. Llorar y sentenciar. Ojo, por no hablar del rapapolvo que le ha caído a Omar Montes. La tía le ha hecho ver que ni una tontería, ¿eh? Que de su hija ni se le ocurra hablar porque la que está en Honduras es su madre y la defenderá a capa y espada. Cómo de fuerte habrá sido la bronca que Omar se ha ido corriendo a llorar a su cama. 

Atención que, ya metida en su papel de dictadora, ha cargado contra Aneth Acosta, la amiga de su hija y, se entendía, su mejor apoyo en la isla. En resumen, resulta que Pantoja ha descubierto que Aneth no es tan auténtica como se pensaba, que tiene una doble cara, y ella ha estallado: "Tita, tita, tita... que a mí no me llame nunca más tita". En definitiva, Isabel Pantoja está despertando y de qué manera. La cantante, en estado puro. Me encantan esos momentos, oye, pero es de justicia que también haga algo más. Que haga fuego, que cocine, que se pringue en la vida, que por 80.000 euros semanales es lo mínimo. 

Nominados: Colate, Loli Álvarez, Violeta y Jonathan 

[Más información: El comentario desafortunado de Kiko Rivera hacia su hermana que nadie oyó en Supervivientes]