El año pasado el confinamiento no nos dejó celebrar el Día del Padre con nuestros seres queridos, por eso este año debería ser un poquito más especial. Como catalizador de grandes momentos, el vino puede ser el mejor regalo para los dos.

Noticias relacionadas

Hemos seleccionado 7 vinazos especiales que te va a costar compartir, pero que os harán disfrutar como nunca de una copa juntos.

El mejor vino es el que se comparte.

Abadía San Quirce Crianza

Abadía San Quirce Crianza

Si a tu padre le gustan los valores seguros y las cosas bien hechas, el buque insignia de esta bodega de Ribera del Duero le gustará. Abadía San Quirce Crianza es un monovarietal de tempranillo con una crianza de 12 meses en barrica de roble americano y francés. Un Ribera de libro, con notas de frutas negras maduras y toques de madera bien ensamblados, que en boca se muestra estructurado, con cuerpo y buena acidez. Ideal para daros un homenaje carnívoro. P. V. P.: 15,63 €.

Habla Nº 20

HABLA Nº 20

El Día del Padre es un buen momento para descubrir los ‘números’ de Habla. La bodega extremeña numera sus mejores añadas, varietales y coupages. El Nº 20 es un cien por cien syrah, delicioso, maduro, intenso y aterciopelado, fiel reflejo de la mejor uva posible en la privilegiada tierra trujillana. Un aliciente más para visitar una bodega en constante evolución, que ha aprovechado los confinamientos para renovarse por dentro y por fuera, y elevar así la experiencia del enoturismo a un nivel superior. P. V. P.: 22,50 €

Cepa 21 2017

Cepa 21 2017

Hay muchas Riberas dentro de la Ribera, y Cepa 21 es una de las más rebeldes. Si tu padre es un clásico moderno, esta es su bodega. La nueva añada del vino más emblemático de la segunda casa de Emilio Moro junto al Duero, procede de un año atípico en lo climático. El resultado es un vino de equilibrada acidez, fresco y con los aromas de la tempranillo muy marcados. Un tinto asentado en la tradición vinícola de la zona, pero acorde con las tendencias actuales. P. V. P.: 17,95 €

Dehesa de Luna Graciano 2017

Dehesa de Luna Graciano

En su apuesta por recuperar variedades autóctonas, Dehesa de Luna Finca Reserva de Biodiversidad se atreve con Dehesa de Luna Graciano 2017, un monovarietal de una variedad española no muy extendida en Castilla-La Mancha, pero que se ha aclimatado a la perfección tanto al suelo como al clima de La Roda. En esta privilegiada finca albaceteña, la graciano crece muy mimada en una única hectárea rodeada de encinas, y tras pasar una crianza de 10 meses en barrica usada, se muestra aromática, viva y esplendorosa. P. V. P.: 15€

Valtravieso Crianza 2018

Valtravieso Crianza

Valtravieso elabora sus vinos a partir de viñedos situados en páramos calizos de la Ribera del Duero, a una altitud de 950 metros sobre el nivel del mar. Una rareza en cuanto a ubicación, terroir y gestión del viñedo, que aporta singularidad a todas y cada una de sus etiquetas. Valtravieso Crianza refleja la sobriedad de su origen. Un tempranillo elegante y profundo, con toques minerales y frescos. Un vino con identidad propia, difícil de encontrar a la orilla del Duero. P. V. P.: 16,50 €

Monopole Clásico Gran Reserva

Familia Monopole

Monopole es uno de esos vinos que han sabido sortear con elegancia el paso del tiempo hasta convertirse en un clásico que siempre acierta y nunca pasa de moda. Un poco como tu padre. CVNE acaba de presentar el primer Gran Reserva de su centenario blanco Monopole. Una novedad que se suma a la familia de vinos Monopole formada por el centenario Monopole, la nueva versión del vino de los años 60 Monopole Clásico y, ahora, Monopole Clásico Gran Reserva, que la convierte en la primera bodega de Rioja en contar con cinco grandes reservas (Imperial, Contino, Viña Real, Cune y Monopole). Un vino blanco con una larga crianza en barrica, totalmente atípico y único en el mercado, del que tan solo se han producido 778 botellas. Todo un homenaje. P. V. P.: 100 €

Albina Essencia Reserva 2011

Estuche Albina Essencia Reserva 2011

Con mucha estructura y potencia, elegante y equilibrado. Así es este tinto que conjuga la máxima esencia de Rioja y el alma de Bodegas Riojanas. Una mezcla de tempranillo y graciano que nace fruto del cariño, la paciencia, pero también del esfuerzo, la búsqueda, la ilusión y la confianza de una bodega tradicional y comprometida. Cubierto de premios y puntuaciones elevadas, Albina Essencia Reserva 2011 es un vino de guarda que, para la ocasión, viene presentado en un estuche junto a una muestra de la tierra arcillo-calcárea de la localidad riojana de Cenicero donde crecen los viñedos, y un juego de aromas (no los desvelamos para no hacer spoiler) con los que ampliar la experiencia de cata. P. V. P.: 49,95 €