Seguro que tienes un vino guardado para esa ocasión especial que nunca llega. Pues bien, el mejor momento para disfrutarlo es ahora, contigo mismo. Pero si prefieres guardarlo para brindar con los tuyos cuando esto pase, lo entendemos, y te recomendamos otros cinco que te harán buena compañía si este jaleo del coronavirus te ha pillado solo.

Noticias relacionadas

Porque la soledad no existe con la compañía de un buen libro, desempolva esas páginas que nunca tienes tiempo de leer, abre una de estas botellas de vino y, ya sabes, #quédateencasa.

Con estos vinos no te sentirás solo.

Castelo de Medina Castelo Nouveau 2019

Tras el éxito de su primera añada, que se agotó en tres meses tras obtener todos los premios habidos y por haber, así como obtener excelentes calificaciones en todo tipo de guías y concursos, Castelo Nouveau 2019 es uno de esos vinos que si no los abres ahora, cuándo vas a hacerlo.

Se trata de un monovarietal de tempranillo, un vino joven, fresco y floral, elaborado mediante semimaceración carbónica, un sistema tradicional de la región francesa de Beaujolais, al sur de Borgoña, que permite elaborar vinos muy aromáticos y agradables, con más presencia de frutas rojas y negras en boca.

Una copa de vino, otra ventaja del teletrabajo.

Un vino muy instagrameable, con una colorida etiqueta inspirada en el Art Nouveau, como reflejo su rebeldía y libertad creativa, y el sello Tierra de Sabor, la marca de calidad agroalimentaria de Castilla y León en la que ya están incluidos todos los vinos de la bodega vallisoletana Castelo de Medina desde la cosecha de 2019.

Y lo mejor, el precio: 6 €. Que hay que ahorrar.

Thémera Tinto Roble 2018

Con ocho meses de barrica y un sorprendente perfil de joven roble, este tinto de la Ribera del Duero podría definirse como ‘vino de autor’. Tinto Roble 2018 es la gran propuesta de la bodega Thémera para este año. Un vino complejo pero lo suficientemente vivo para que su consumo sea de lo más apetecible y pueda hacerte más llevadero el aislamiento en soledad.

Las uvas de tempranillo proceden de las mejores parcelas de la zona de Peñafiel (Valladolid), y el minucioso proceso de selección y elaboración dan como resultado un vino que busca concentración y expresión, pero a la vez intensidad frutal y frescor. El toque final lo aporta la barrica, que termina de dar singularidad a un coupage de por sí muy estudiado.

Estos días, quien tiene terraza, tiene un tesoro.

Un vino con el que el enólogo Jorge González Granado busca la originalidad, desde su nombre (Thémera, en gallego antiguo, hace referencia a una figura mítica que tiene el aspecto de un gato medio humano) como en la etiqueta (con un diseño inspirado en las obras de Joan Miró, máximo representante del surrealismo) y, por supuesto, en el contenido de la botella.

El precio de este otro tinto también ayuda: 7,85 €.

Attis Nana 2017

Hay albariños y albariños. Y estos días son para darse un homenaje. Esta bodega gallega situada en el corazón del Valle del Salnés, en Rías Baixas, un emplazamiento privilegiado cuya tierra da a los viñedos, elabora vinos atlánticos artesanales y auténticos, a partir del esfuerzo, la paciencia y el saber hacer heredado de generaciones anteriores.

Como resultado de un entorno y una climatología únicas, cada vino de Attis es diferente. Nosotros nos quedamos con Nana para pasar el mal trago del COVID-19. Un espectacular vino blanco seco de uva albariño, criado sobre lías finas y fermentado después en barrica con batonnage.

Los blancos, mejor con madera.

Vendimiado y elaborado mediante cuidadosos procesos manuales, Nana es un vino blanco complejo e intenso, cuya potencia se ve reforzada por una magnífica acidez y una enorme persistencia aromática. Un albariño con mucha personalidad y un gran potencial de guarda que, nosotros, te invitamos a descorchar ahora.

PVP: 25 €

LAN 7 Metros 2016

Para este nuevo proyecto de LAN, la bodega riojana aplica su singular manejo de la crianza usando por primera vez barricas de roble español, concretamente de la especie Quercus pyrenaica. Se trata de una novedad que resulta interesante si tenemos en cuenta que LAN lleva más de 20 años usando barricas mixtas (de roble americano y francés, o de roble ruso y húngaro) para la elaboración de sus vinos.

Vino y lectura, el mejor maridaje.

Este nuevo vino toma su nombre precisamente de los árboles con los que se han hecho las barricas, seleccionados por su porte excepcional de al menos 7 metros de fuste, con un tronco limpio de ramas y nudos. Una edición limitada de 8.052 botellas con una imagen protagonizada por un '7' laminado de madera, que busca transmitir la importancia que tiene el roble español para la elaboración de este tinto con 16 meses de crianza.

Cada botella de 7 Metros es única y, como tal, transmite la esencia natural de las materias vivas. Si quieres sentirte vivo estos días, sírvete una copa de este tempranillo envolvente y placentero, con recuerdos a caramelo toffee.

PVP: 13 €

Príncipe de Viana Chardonnay 2019

Si hay un vino perfecto para inaugurar la temporada de terraceo en casa es este. El chardonnay de Príncipe de Viana es capaz de devolvernos la esperanza de poder muy pronto brindar y compartir la alegría primaveral. Fresco, aromático, y con décadas de éxito a sus espaldas, este navarro reconocido como el Mejor Blanco con Madera de 2015, es uno de esos vinos que nunca fallan.

Ánimo, pronto serán estas tus vistas.

Se trata de un cien por cien chardonnay con una muy buena acidez, intensidad y expresividad, que lo hacen sumamente gustoso, como aperitivo o como acompañamiento de una comida ligera. Su paso por barrica, además, le aporta cierto cuerpo y complejidad sin robarle nada de frescura.

Uno de esos vinos en los que la sencillez y el cuidado en la elaboración marcan su característica elegancia, perfecto para disfrutar en cualquier momento del día, e imprescindible para fomentar los pensamientos positivos. Al sol, desde el balcón.

El precio, para comprarse una caja de seis: alrededor de 5 €.