Truco eliminar olor ajos de manos

Truco eliminar olor ajos de manos

Aprende a cocinar

3 trucos para pelar ajos sin esfuerzo

¿Harto del engorro de pelar dientes de ajo uno por uno? Te contamos 3 trucos infalibles para pelar ajos sin esfuerzo y sin olores.

¿Le pondríais unos dientes de ajo a todos vuestros sofritos pero os da pereza infinita tener que pelarlos uno por uno? ¿No conseguís que os funcione ningún truco para eliminar el olor a ajo de las manos? No hay problema, casi todo tiene solución con un poco de ingenio y esto no iba a ser menos.

Seguid leyendo que os contamos 3 formas muy sencillas de pelar ajos sin esfuerzo y sin necesidad de tocarlos, por lo que también nos ahorraremos el tener que buscar una manera de quitarnos después el olor a ajo de las manos.

Trucos para pelar ajos sin esfuerzo

Los ajos que ya están muy secos, principalmente los blancos que tienen la piel más fina, se pelan estupendamente y en solo unos segundos sin más que introducir la cabeza entera en un bote de cristal con tapa y agitarlo con ganas durante unos segundos. Luego solo hay que abrir el bote y tendremos ajos por un lado y pieles por otro. Podéis verlo con todo detalle en el vídeo que os dejamos a continuación.

Los ajos morados, que suelen tener la piel algo más gruesa, según mi propia experiencia, con lo que mejor se pelan es con el típico “pela-ajos” de silicona que se puede comprar en cualquier bazar por unos céntimos. No es más que un tubito de silicona en el que se introducen los dientes de ajo con piel y simplemente tenemos que frotar el tubo sobre la encimera. En pocos segundos podremos vaciarlo y tendremos ajos pelados por un lado y pieles por otro. Seguro que habéis visto el invento en más de una ocasión, pero por si acaso lo tenéis en foto justo abajo.

pelar-ajos

pelar-ajos

Finalmente, si lo que tenemos que hacer es pelar un montón de ajos, basta con que separemos un poco los dientes en las cabezas y los pongamos en un bol. Tapamos el bol con un plato o con un bol idéntico, tal como podéis ver en el vídeo a continuación y agitamos con alegría durante unos segundos. Si no tenéis un bol a mano, también funciona con las típicas latas de galletas danesas o mismo con un túper grande. En el fondo, no deja de ser una variante del primer método que también nos permite pelar un montón de ajos sin necesidad de tocarlos con las manos.

 

A partir de ahora, pelar ajos va a ser una tarea mucho más sencilla, ¿verdad?

Vía | Huffington Post