Restaurantes

Asia Asako, un nuevo concepto “fun street food” llega a Madrid

Asia Asako es un concepto de comida callejera asiática, gamberra, divertida y con precios asequibles al alcance de todos los bolsillos. 

Asia Asako es panasiático, informal y saludable. Así es el nuevo proyecto de fun street food que ha llegado a la capital con el objetivo de conquistar los corazones -y estómagos- de los millennials con una propuesta callejera y divertida que simula alguno de los sabrosos rincones que podemos encontrar por las calles de Asia rendidas a la street food.

El equipo de Asia A.S.A.K.O. (Asian Super Amazing Kitchen Original) lo tiene claro: Madrid ha cambiado mucho en los últimos años. Las cocinas del mundo se han abierto paso entre las propuestas más tradicionales, y esa internacionalización de la gastronomía ha enriquecido la oferta exponencialmente. Ahora es el momento de presentar una nueva propuesta, una mezcla de cocinas asiáticas que resume los patrones de consumo actuales: comida rápida, pero de calidad, dirigida a un público ‘internacionalizado’ y que sabe bien lo que elige.

Asia en su versión más desenfadada y actual

El binomio de los chefs José de Guzmán (Ultramarinos Quintín y Ginger Boy) y Liu Junning (Soy Kitchen) ofrece una cocina de recetas clásicas basadas en las tradiciones asiáticas, siempre elaboradas con ingredientes sostenibles, orgánicos y ligeros, muchos preparados al wok. Con ello consiguen propuestas saludables, preparadas con productos del día cocinados al momento, potenciando así su sabor y su frescura.

Con un precio sorprendentemente ajustado, esta nueva propuesta madrileña está dotada de una personalidad propia con la que, además de satisfacer nuestro estómago, podamos también abrir la mente y viajar hasta Asia a través de sus sabores.

El arroz y los noodles son sus básicos, como también lo son de las cocinas japonesa y vietnamita. Con ello nos deja claro que, además de esas elaboraciones divertidas y originales, la tradición también tiene cabida en Asia Asako. De hecho, es el punto de partida de su carta. Los pescados y mariscos vienen del lado japonés, así como la salsa de soja, el miso, el tofu o el jengibre. Por el lado vietnamita, además del arroz y los noodles de nuevo, no faltan los vegetales y productos del día, una muestra importante de la frescura que encontraremos en cada plato.

Grandes homenajes y un sabroso “Noodle-bar”

La carta de Asia Asako se divide en cuatro secciones. La primera abarca los aperitivos y ensaladas, propuestas perfectas para compartir al centro de la mesa, como los divertidos wraps de gambas, los crujientes rollitos nemitos vegetales, las delicadas gambas en tempura de panko, las gyozas de verduras y carne, o los siempre distendidos baos de cangrejo crujiente o de panceta y kimchi, entre otros. Los tartares y los makis del día ponen el toque más japonés a la visita, con los que juegan con ingredientes crudos y otras variedades templadas.

Entre sus platos principales no podéis perderos el pato estilo Vietnam o el secreto de ibérico al wok, las recetas más especiales y potentes. Para los amantes del curry proponen cuatro opciones: vegetal o con gambas, pollo o ternera, siempre coloridos y con el toque de picante al gusto.

Llegamos al Noodle-bar, la sección más divertida y mi favorita, sin duda. Aquí presumen de servir el mejor ramen de Chamberí. ¡Atención amantes del ramen! En sus versiones carnívora y vegetariana. Con cuchara también podemos degustar una sabrosa sopa vietnamita o phô y, para completar, arroces y pad-thais en diferentes elaboraciones

La carta salada se remata con tres homenajes a los restaurantes Minabo y Tsunami. Del primero presentan la salmon tower y el sashimi serranito; del segundo, un sabroso e intenso pollo satay.

Diversión y potencia en los postres y los vinos

De las siete propuestas dulces de la carta de Asia Asako me quedo con el acoconante (una receta preparada con coco) y con la tarta de piñones, dos ideas únicas en Madrid que consiguen sorprender a la altura de las recetas saladas.

En cuanto a los vinos, custodian una bodega seleccionada con la que disfrutar descubriendo nuevas e interesantes referencias en consonancia con el ticket medio de la carta. Fue una grata sorpresa comprobar que cuentan con una selección ideal para el tipo de cocina que presentan, sin olvidarse de la calidad y la variedad.

Animado y divertido también es el local de Asia Asako. Simula un mercado asiático, con su ambiente y sus luces, su colorido y su barullo, flexible y desenfadado. El comedor principal se completa con un rincón de mesas altas donde disfrutar de su cocina vista y una barra, opciones para sentirnos a gusto en cualquier tipo de visita. No olvidéis sus menús del día por 15 euros, Vietnam o Japón, perfectos para una comida rápida; o el menú degustación, con el que probar lo mejor de la carta y del día a un precio más que ajustado: 26 euros por persona.