Restaurantes

Chuka Ramen Bar, el mejor ramen de Madrid

El mejor ramen auténtico de la capital en Chuka Ramen Bar, sitio al que debes ir tanto si quieres probar el ramen por primera vez como si eres un experto.

10 marzo, 2017 10:22

Noticias relacionadas

Chuka Ramen Bar es una de las mejores opciones para comer el mejor ramen auténtico en Madrid. Un sitio muy agradable con comida excelente.

Viajar a Japón te cambia la vida. No es que me haya iluminado el budismo y ahora siga una filosofía diferente, es que probé muchos platos que no tenían absolutamente nada que ver con la comida japonesa que conocía. Y uno de ellos fue el ramen.

Restaurante Chuka Ramen Bar Madrid

Chuka Ramen Bar es un restaurante en el que se sirve auténtico ramen japonés.

  • Lo mejor: El Ramen
  • Dirección: Chuka Ramen Bar está en Calle Echegaray, 9, Madrid.
  • Horario: Chuka abre los martes de 20:30 a 23:30 y miércoles a sábado de 13:30 a 15:30 y de 20:30 a 23:30. Domingo y lunes está cerrado.
  • Reservas: Podéis reservar en el teléfono 640 65 13 46, y os recomiendo hacerlo porque se llena todos los días. Tienen dos pequeñas barras a las que podemos ir sin reserva.
  • Precio: El precio por persona en Chuka va desde los 20€ si solo tomamos un ramen y una bebida hasta los 30-40€ por persona si hacemos un amplio recorrido a la carta.
  • Nota: 4.5/5

El mejor ramen de Madrid

El problema de comer ramen en Japón es que no encuentras nada parecido fuera. O al menos es muy difícil. Que existan restaurantes como Chuka es un lujo, tenemos mucha suerte de que haya gente apostando por ramen de auténtico y de calidad en Madrid, porque si no fuera por ello de verdad que no sé cómo podría preparar cada día un plato que requiere un caldo cuya preparación lleva más de 12 horas.

chuka-ramen-bar-02

chuka-ramen-bar-02

Cuando hablamos de comida japonesa inmediatamente pensamos en sushi. Esta preparación a base de arroz y en muchas ocasiones completada con pescado crudo se ha ganado la popularidad y amor de los aficionados a la cocina en todo el mundo. Pero la comida japonesa es mucho más que sushi, muchísimo más. Una de las cosas que más me llamó la atención viajando por Japón es que posiblemente sea el ramen el plato más fácil de encontrar y extendido por todo el país. El amor del japonés por comer un plato de ramen es enorme.

El ramen es una adaptación japonesa de la sopa de fideos chinos que llegó al país del sol naciente en los años 40, pero no fue hasta finales de siglo cuando empezó a popularizarse y los grandes chefs empezaron a prepararla y difundirla por todo el mundo. Hoy se ha convertido en la comida japonesa de moda, y poco a poco se va abriendo más hueco en España.

El auténtico ramen de Chuka

Cada vez son más son los que se suman a la moda del ramen, pero Chuka fue uno de los primeros en España. La historia de sus comienzos merece mucho la pena y añade valor a la experiencia de sentarse en sus mesas a comer.

chuka-ramen-bar-03

chuka-ramen-bar-03

Todo empezó cuando John Husby, uno de los socios fundadores, cocinero y de origen neoyorquino, daba clases en Kitchen Club. Allí conoció a Lorena Mauri, la que más adelante sería su socia en la creación de Chuka, porque se apuntó a un curso de baos. Un curso al que por cierto no se había apuntado casi nadie. ¿Os imagináis? Un curso de baos al que no se apunta gente. Hace cuatro años de esto, hoy hay colas para aprender a hacer estos bocadillos chinos tan de moda y la gente se pelea por apuntarse a cualquier curso de cocina que los incluya en su programa.

Poco a poco la idea se fue forjando y entró en escena Rodrigo García, también cocinero. Querían un bar de ramen, un sitio basado y dedicado en exclusiva a esta sopa japonesa de fideos, donde la gente pudiese ir solo a comer ramen y a disfrutar de un auténtico plato de comida japonesa que entonces muy pocos restaurantes en España ofrecían. Tenían tan clara la idea que tampoco habían estudiado la competencia.

Cuando la idea empezó a quedar olvidada Lorena recibió una llamada de John: “Tengo un local”. Bastó con una visita y un recuerdo, ya que Lorena había comido sushi en ese mismo sitio, para decidirlo. Chuka Ramen Bar se había convertido en una realidad.

¿Qué se come en Chuka?

Aunque el concepto original de Chuka fue ofrecer solo ramen la carta ha evolucionado mucho desde entonces. John es un excelente cocinero, y quedarse atascado solo en el ramen es un problema para él y su creatividad. Es por ello que poco a poco ha ido dando salida a sus ideas y creaciones en una carta que ha cambiado y crecido en los dos años que Chuka nos lleva dando de comer.

La carta se divide en tres partes principales: baos, gyozas, platos de temporada y ramen. Aunque también hay cosas fuera de carta, así que pregunta, sobre todo si eres vegetariano o vegano porque ofrecen opción de ramen.

chuka-ramen-bar-04

chuka-ramen-bar-04

Si empezamos por un bao tenemos que preguntar por el de pastrami con kimchi que está fuera de carta. En Chuka elaboran pastrami una vez a la semana, y no me extraña porque el proceso es muy laborioso y lleva más de un día entre la salmuera, el ahumado y la cocción. El caso es que no dura toda la semana y rara vez llega al fin de semana, por lo que tendrás que ir antes del jueves si quieres probarlo, y de verdad que merece la pena, es uno de los mejores baos que he probado. Por fin algo que escapa del típico bao de papada de cerdo y se convierte en algo realmente original. Es una delicia y tienes que probarlo, no hay más que hablar.

chuka-ramen-bar-05

chuka-ramen-bar-05

Para continuar podemos seguir con unas gyozas, estas empanadillas japonesas que pueden estar deliciosas o asquerosas, no hay punto intermedio. Afortunadamente en Chuka han apostado por la primera opción y si pruebas las de pollo con ajo negro te darás cuenta rápido de por qué es así. Están excelentes, con una masa contundente y un relleno bien trabajado. Eso sí, un poco grasientas de más para mi gusto.

Los platos de temporada van variando con el tiempo como su propio nombre indican. Es la parte de la carta que más cambia y donde podremos encontrar nuevas creaciones si queremos ir probando cosas diferentes. Es esa parte que los más asiduos al restaurante agradecen para poder ir probando las novedades.

Y llegamos al plato fuerte, es hora de pedir ramen. En la carta tenemos tres tipos de ramen:

  • Tori Paitan. Es el ramen más parecido al que más conocemos fuera de Japón porque se parece el tonkotsu, pero en lugar de hacer el caldo con cerdo se hace con pollo. Está basado en la sopa china Baitang, el caldo es contundente y cremoso y se sirve acompañado de chashu de panceta de cerdo asada, pak choy, seta enoki, cebolleta, aceite de sésamo negro y huevo cocido durante 6 minutos. El caldo se prepara a fuego lento durante 8 horas y se deja reposar 4 horas más.
  • Shio. Es un ramen que proviene del norte de Japón, de la isla de Hokkaido. Se elabora con una sopa clara a base de pescado ahumado, marisco y alga con pollo y cerdo asado. El chashu que lo acompaña es de pollo y viene con daikon, alta hijiki, setas smeji, tatsoi y huevo cocido 6 minutos. 6 horas se tarda en cocinar este ramen con el que luego se hace también un dashi durante otros 45 minutos.
  • Hiyashi Chuka. Este ramen es el más diferente al que conocemos porque se sirve sin caldo y los fídeos son fríos. Se acompaña con un aliño de aceite de chille, salchicha cantonesa, anacardos garrapiñados con curry, berros y huevo cocido 6 minutos.

Yo probé el tori paitan porque soy un enamorado del tonkotsu y es uno de los mejores ramen que he probado nunca, incluyendo los que probé en Japón. La sopa es deliciosa, muy contundente y con una textura firme y cremosa. Tiene un ligero toque aromático que le dan la cáscara de limón y el tomillo limonero que se usan en la elaboración del caldo y que ayudan con el frescor que transmiten. Los fideos, aunque no son caseros, se cuidan mucho y se nota. Están perfectamente cocinados al dente y muy elásticos. No se me ocurre nada malo sobre el ramen de Chuka, es excelente.

chuka-ramen-bar-06

chuka-ramen-bar-06

Recordad que ofrecen fuera de carta un ramen con caldo vegetariano, una opción que no todos los restaurantes de ramen tienen. Puedes además pedir que la conviertan en vegana si lo prefieres.

Para acabar solo tenemos un postre el mochi donut, el típico pastel de arroz japonés que acompañan con un helado elaborado por Obrador Grate.

La carta de bebidas es corta pero perfecta para un bar de ramen, sinceramente no creo que haga falta nada más que lo que se ofrece. Hay una selección de cócteles con fusión japonesa muy interesantes como el mojito con sisho, el sochu tonic o el falso margarita que se hace con shochu y jalapeño. Para acompañar la comida hay opción de vino tinto (Trompo 2014) o blanco (Canicas 2015) y cerveza muy bien elegida. La básica es Estrella Galicia (que es la mejor básica que se puede tener), pero si nos atrevemos con algo más se ofrecen algunas artesanales japonesas como Ginga Kogen Lager, Coedo Shiro, Hitachino Nest y Echigo de arroz. Son algo caras, eso sí, ya que van de 6€ a 7.5€. Por supuesto tenemos las típicas opciones japonesas: kirin, asahi y sapporo.

chuka-ramen-bar-01

chuka-ramen-bar-01

Chuka no es un restaurante barato, la calidad de su comida se paga. Ni mucho menos creo que sea caro, y prefiero pagar algo más por comida de la calidad que se sirve aquí que tirar el dinero en un restaurante de los supuestamente baratos y salir sin que haya aportado nada. Para que os hagáis a la idea, los baos cuestan entre 6€ y 9€, las gyozas (vienen 6 unidades) 12€ y el ramen tori paitan 16€, el shio 15.50€ y el hiyashi chuka 15€. El mochi donut son 7€.

¿Quieres ramen bueno y auténtico? Tienes que ir a Chuka Ramen Bar.