Verduras

Pisto de verduras con huevo mollet, receta tradicional y equilibrada

Un pisto de verduras preparado con los mejores productos de la tierra es una receta perfecta para el día a día, tanto para mayores como para pequeños.

19 marzo, 2020 13:35

En Cataluña y Valencia, al pisto de verduras con calabacín, berenjena y ajo se le llama sanfaina o samfaina. El pisto es una receta que cambia mucho según la región, el manchego que es otro de los famosos, por ejemplo, canónicamente no incorpora berenjena. En definitiva, hay un pisto de verduras por cada cocinero y cada tradición. ¿El truco para conseguir un pisto perfecto? El calor de la lumbre, la cocción a fuego lento y buenos productos de la huerta.

Ingredientes

  • Tomate frito casero, 200 g
  • Berenjena, 1
  • Calabacín, 1
  • Cebollas, 2
  • Pimiento rojo, 1
  • Diente de ajo, 1/2
  • Tomate pera, 2
  • Aceite de oliva virgen extra, 4 cucharadas
  • Sal
  • Pimienta negra molida
  • Huevos, 4

Paso 1

En una cacerola ancha, a poder ser de hierro fundido tipo cocotte (infalibles), calentar el aceite y dorar en él el ajo picado.

Paso 2

Añadir las cebollas cortadas en brunoise pequeña a fuego medio-suave, saltear e incorporar también el pimiento rojo cortado en trozos medianos, sin semilla. Este será el sofrito base de nuestro pisto de verduras.

Paso 3

Pelar los tomates, quitarles las semillas y picarlos bien. Añadirlos al sofrito sin parar de remover con un poco de sal.

Paso 4

Picar la berenjena y el calabacín en dados. y añadirlos al sofrito. Dejar que se cocine durante unos 15 minutos.

Paso 5

Cuando la verdura esté cocinada pero todavía al dente, no queremos un pisto que se deshaga por completo por gusto propio y personal, añadir el tomate frito casero y dejar cocinar 2 minutos más. Apagar el fuego y rectificar la sazón.

Paso 6

Para el huevo mollet, lo elaboraremos de forma particular, cociéndolo en agua hirviendo con su cáscara durante 6 minutos únicamente, como si fuese un huevo duro pero cortando la cocción antes. Y lo pasaremos automáticamente a agua fría.

Paso 7

Pelamos el huevo y lo colocamos encima del pisto de verduras. Al cortarlo tendremos una clara suave pero entera y una yema totalmente líquida.

Trucos y sugerencias

Aprovechad las verduras de vuestro fondo de nevera para hacer un pisto de verduras con ellas, aunque no sea lo más ortodoxo conseguiréis dar salida a todo lo que os quede y no tendréis desperdicios. Además el pisto de verduras se puede congelar fenomenal y si no tenéis a mano una salsa de tomate casera os recomiendo que optéis por la de Hida, la que venden en Doña Tomasa o, más cercano, la salsa de tomate frito con cebolla artesana que venden en bote de cristal en Mercadona de la marca Hacendado.