Siempre que paseo de camino a mi casa me quedo pasmado ante los escaparates de restaurantes donde preparan jugoso Kebap, y empiezo a notar como su embriagador perfume comienza a tentarme y el estómago ruge y exige combustible. Pero cuando ya tengo un pie dentro del restaurante, hago un esfuerzo sobrenatural y me retiro a tiempo, doy vueltas y vueltas, me pregunto:

Ingredientes (6 Falafel)

  • 150g Garbanzos
  • 1/2 Cebolla
  • 1 Diente de ajo
  • Harina/Pan rallado
  • Comino
  • Nuez Moscada
  • Perejil al gusto

Noticias relacionadas

¿No podré hacerme algo parecido en casa, más barato y con menos calorías?

Así que los mismos Cocinillas lanzaron al aire a ver quién quería encargarse de cocinar Falafel, fue evidente que vi mi oportunidad y acepté zambullirme a la aventura, ya que nunca había cocinado éste plato.

Falafel6

 

Preparación:

Los que tengáis una batidora sois unos verdaderos afortunados. Únicamente tenéis que colocar todos los ingredientes y batir hasta que obtengáis una masa espesa, una especie de pasta sólida. Para los que no tengáis, como un servidor, tenemos que usar el clásico método de mortero y picar. Primero los garbanzos, el ajo y la cebolla -bien picado todo para facilitar la tarea- luego el perejil, las especias, un poco de aceite, harina o pan rallado y machacar y machacar en el mortero como las antiguas y sonrientes abuelas cuando preparan el Alioli.

Cuando obtengamos la pasta, mediante un método u otro, dejamos reposar 20 minutos. Ponemos una sartén con abundante aceite a hervir, y mientras se calienta, nos humedecemos un poco las manos y con ayuda de una cuchara sopera para coger siempre la misma medida, sacamos bolas de la pasta que hemos hecho y vamos dando forma con las palmas de la mano, como albóndigas de todas la vida.

Las echamos una a una a la sartén y estamos muy atentos de dar la vuelta en apenas unos minutos, u os pasará como a mí, que me llamaron por teléfono, me puse a gestionar unas cosas y casi se me carboniza el Falafel. Cuando veamos que ha cogido color por ambos lados, lo sacamos y servimos sobre una servilleta para que absorba el aceite.

Resultado:

Me pasé con el perejil y casi consigo bolas de carbón, pero para ser la primera vez que me atrevo con esta receta, estoy contento, y mi paladar mucho más. He servido el Falafel con unos canónigos y pan de pita con tomate y salsa de queso Gorgonzola. La que me ha sobrado la he echado encima del Falafel restante. Recordad que yo he escogido las especias que más me gustan, pero depende de la región y del cocinero, usarán unas determinadas especias para hacer Falafel tradicional, como por ejemplo, servirlo con Tahina.

Tiempo: 20 minutos
Dificultad: 3/5
Digestión: 3/5
Precio: 3€