Sopa de huevo rápida

Sopa de huevo rápida

Sopas y cremas

Sopa de huevo rápida, receta fácil en 2 minutos

Receta explicada paso a paso con fotografías para preparar una sopa de huevo rápida que se tarda menos de dos minutos en preparar.


Preparación: 2 min   Dificultad: 1/5   Raciones: 1   Coste: < 1 €

Ingredientes

  • Huevo, 1
  • Zumo de limón, 1 cucharada (*)
  • Aceite de oliva virgen extra, 1 cucharada y un poquito más para engrasar un bol
  • Caldo de pescado o agua, 300 ml
  • Sal
Hoy vamos a preparar una sopa de huevo rápida. Pero no es la sopa de huevo de los restaurantes chinos. La de hoy es algo mucho más sencillo y mejor.

Preparación de la Sopa de huevo rápida

Vamos a necesitar un plato hondo, un bol en el que serviremos la sopa, un recipiente apto para microondas, unas varillas y una cuchara.

  1. Engrasamos el plato hondo con unas gotas de aceite de oliva virgen extra y cascamos el huevo en él.
  2. Con una cuchara sopera cogemos la yema, la pasamos al otro bol y echamos una pizca de sal.
  3. Añadimos una cucharada de aceite de oliva virgen extra y otra de zumo de limón o vinagre y batimos bien con las varillas.
  4. Calentamos el caldo durante 40 segundos en el microondas a 800 W, no tiene que hervir.
  5. Mientras se calienta el caldo, batimos la clara de huevo con un poco de sal.
  6. Sacamos el caldo del microondas, y metemos la clara durante 50 segundos a 800 W para que se cuaje.
  7. Añadimos el caldo poco a poco sobre la mezcla de yema sin dejar de batir.
  8. Troceamos la clara cuajada y la agregamos al caldo. Rectificamos de sal si fuese necesario.

Resultado

Esta sopa de huevo rápida es una sopa sencillísima que se prepara en menos de 2 minutos y para la que solo se necesita prácticamente un huevo, por lo que es perfecta para esas noches en las que nos apetece algo rápido, ligero y calentito y no queremos ponernos a cocinar un montón de raciones de sopa. También es perfecto como entrante cuando estamos a dieta, pues es una sopa que aporta las proteínas del huevo, apenas tiene calorías pero nos llena de manera que con una ración más pequeña del plato principal quedaremos completamente saciados.

Os puedo asegurar que en el tiempo que he tardado en escribir esta receta de sopa de huevo rápida hubiese tenido tiempo de hacer la sopa, de comerla, de fregar los boles y hasta de tomarme algo de postre. Porque de verdad que no se tarda ni dos minutos.

Es algo que aprendí a hacer de mi madre, aunque ella a este invento lo llamaba “gazpachuelo” porque es una versión muy pero que muy simplificada del gazpachuelo malagueño.

En cualquier caso, quedaos con que es una sopa casera que se prepara en menos tiempo que una sopa de sobre y que se puede hacer tanto con algún caldo casero que hayamos hecho con antelación, como con agua o, si lo preferís, con un caldo de pastilla.

Estoy segura de que esta sopa de huevo rápida, en cuanto la probéis, no va a tardar en incorporarse a vuestro recetario personal.