Saludables

Pescado al horno, receta facilísima

Cuando uno empieza a interesarse por esto de cocinar y empieza a convertirse en Cocinillas,  la palabra “asado” es una de las que suelen dar un poco de miedo y no entiendo muy bien por qué, pues al final, para la mayoría de los asados hace falta menos maña que para freír un huevo. Si lo único que hay que hacer es poner unas cuantas cosas en una fuente, meterla en el horno y esperar a que esté listo.

Ingredientes para 2 personas

  • 1 pescado de una pieza de unos 800 – 1000 g (*)
  • 1 calabacín mediano
  • 1 cebolla grande o 2 pequeñas
  • 2 patatas medianas
  • 1/2 lima o limón
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharada de pan rallado
  • sal y pimienta al gusto
  • (*) Parece mucho, pero entre que se limpia y luego se quitan cabeza y espinas a la hora de comer, se queda en mucho menos. Para ahorrar tiempo, le podéis pedir al pescadero que os lo limpie de escamas, vísceras y demás.

Prueba de todo esto que os cuento es esta receta facilísima de pescado al horno, en la que con 3 ó 4 ingredientes y unos cuantos condimentos tendremos un plato la mar de resultón que será perfecto como plato principal de una comida con invitados o sin ellos, porque también es perfecta para un día de diario.

Para esta receta que os traemos hoy, el único requisito para el triunfo absoluto es hacerse con un pescado de calidad, preferiblemente de una pieza. Y no, no estamos hablando de gastarse un dineral. Esta receta es válida tanto para cocinar una lubina salvaje que nos dejará la cuenta del banco temblando como para un jurel grande, una caballa, una dorada de acuicultura… Yo esta vez, lo que he usado es un pescado que en Galicia se llama pinto (Labrus bergylta) y que en otros sitios se conoce como durdo o botón (ya sabéis que muchas veces el pescado cambia de nombre dependiendo del lugar) y, para que os hagáis una idea, el que veis en la foto, de unos 800 g con el que hemos comido la mar de bien 2 personas, costó fresco en el mercado 1.66 €. Como veis, comer pescado fresco no está reñido con el ahorro.

Pero bueno, dejemos a un lado las reflexiones sobre economía doméstica y vayamos con la receta que es lo que nos ocupa ahora.

Preparación de Pescado al horno, receta facilísima

  1. Precalentamos el horno a 180ºC. Será lo primero que hagamos, sobre todo si nuestro horno es lento a la hora de calentarse, ya que tardaremos tan poco muy poco en hacer el resto de cosas.
  2. Cortamos el calabacín en rodajas, las colocamos sobre una fuente apta para horno y las salamos ligeramente.
  3. Pelamos y cortamos la cebolla en rodajas finas, las colocamos sobre el calabacín y salamos.
  4. Con las patatas tenemos dos opciones, podemos ponerlas crudas o dorarlas ligeramente en las 3 cucharadas de aceite. En casa las prefieren de la segunda forma así que esta vez lo hemos hecho así. Una vez doraditas las rodajas de patata las colocamos sobre la cama de cebolla y les ponemos un pelín de sal.
  5. Salpimentamos el pescado, le damos unos cortes transversales en el lomo y metemos en ellos media rodaja de lima. Lo colocamos sobre la cama de patatas, cebolla y calabacín, regamos con el aceite (si doramos las patatas, usaremos ese aceite) y espolvoreamos con el pan rallado.
  6. Cocinamos en el horno a 180ºC durante 20-25 minutos. El tiempo dependerá del tamaño y del tipo de pescado, por eso cuando lleve unos 20 minutos mirad cómo está, si veis que está crudo, le dais 5 minutos más y volvéis a comprobar, así hasta que esté listo.

Resultado

Como véis no puede ser más sencillo. Receta sana y de categoría que además es fácilmente adaptable a vuestros gustos o necesidades. Por ejemplo, en vez de pimienta puedes jugar con otras especias de tu agrado. Si estáis a dieta, se pueden cambiar las patatas por más calabacín o añadir pimientos, como podéis ver en la dos últimas fotos de la galería.