Detalle de tartare de salmón

Detalle de tartare de salmón

Saludables

Tartar de salmón

Noticias relacionadas

El steak tartare o filete tártaro no es una especialidad de cocina tártara. Se trata, en realidad, de una invención del escritor Julio Verne para su novela Miguel Strogoff. En ella contaba cómo los tártaros metían la carne bajo la montura de sus caballos para que esta se macerara con los golpes del galope al calor del animal. Y, sorprendentemente, mucha gente se lo creyó. Más tarde, el restaurante de la torre Eiffel, en París, fue el primero en ofrecer este plato y otros muchos se lo copiaron en el mundo.

Ingredientes para el tartar de salmón

  • 200 gr. Salmón ahumado 1 cebolla roja pequeña o 1/2 cebolla blanca suave 1 lima o 1/2 limón Eneldo Sal
  • 2 cogollos de lechuga o endibias 12 palitos de surimi 1 cuenco de maíz congelado 1/2 lima

A mí personalmente me encanta el steak tartare y lo como siempre que tengo oportunidad. Pero comer demasiada carne no es bueno y por eso os traigo un plato que os encantará a los amantes del sabor astringente de la carne o el pescado crudos (aunque en esta ocasión he usado salmón ahumado).

Tartar de salmón

Tartar de salmón

Preparación

 

Lo primero es cortar la cebolla y el salmón (yo para esto lo compro en lomos, que son tacos un poco más gordos) a golpe de cuchillo o con el accesorio picador de la batidora. Luego añadís el zumo de lima, un poquito de sal (sin pasarse) y el eneldo. Lo juntáis todo en un molde y lo ponéis sobre un plato con la guarnición.

Para la guarnición, coged un cuenco de maíz congelado (aproximadamente un volumen similar al del surimi ya cortado), echad el maíz en un colador y ponedlo bajo el grifo de agua caliente de la cocina en torno a un minuto. Eso facilitará que se descongele el maíz sin calentarse. Luego juntad el maíz y el surimi, agregad un chorrito de limón y disponed sobre las hojas de lechuga.

En realidad, esta guarnición es sólo una sugerencia y he aprovechado para contar cómo la hice proque así fue como presenté el tartare de salmón anoche. Pero otras veces lo he presentado sobre trozos de aguacate, endibias, con las clásicas rebanaditas de pan tostado… ¡Lo cierto es que esto pega bien con casi todo! Si celebras una cena a tus invitados desde luego les encantará.

Resultado

Un plato ligero, vistoso, divertido para picotear y muy saludable, puedes hacerlo en pocos minutos tras enterarte a traición de que tienes invitados en casa. Basta con una visita rápida al Opencor y comprar un poco de salmón ahumado. ¡Dejarás a tus amigos con la boca abierta!

Tiempo: 10 minutos
Dificultad: 1/5
Digestión: 2/5
Precio: 8 euros