KateSmirnova iStockPhoto

Postres

Tarta tres chocolates, receta de postre fácil y sin horno

Llega el fin de semana, el cuerpo lo sabe y pide fiesta. Y si la pide, se la vamos a dar con esta tarta tres chocolates, una receta dulce muy fácil que no necesita ni horno.

9 abril, 2021 20:53

Esta que os traigo hoy es una tarta que cada vez es más popular en España. Y no me extraña porque es sencillísima de hacer, no necesita horno y, por no hacer falta, hasta se puede hacer sin batidora.

Por supuesto, es una receta perfecta para amantes del dulce en general y del chocolate en particular con la que triunfaréis siempre que busquéis un postre para una comida especial.

Aunque se conoce como tarta tres chocolates, también queda muy resultona si la preparamos en vasitos, una forma muy elegante de servirla en porciones individuales y muy recomendable si no la vamos a consumir entera en la misma comida, pues los vasitos son más fáciles de proteger a la hora de guardarlos en la nevera.

Las cantidades que os pongo son para un molde de 22 centímetros de diámetro, pero ya sabéis que las recetas de repostería se pueden adaptar muy fácilmente al tamaño del molde que tengáis en casa siguiendo las instrucciones que os explicamos con detalle cuando vimos cómo calcular las cantidades de ingredientes para el tamaño de tus moldes.

Como podreís observar, la receta de esta tarta no lleva más azúcar que la que aportan los chocolates. Para mi gusto, con el dulzor que aportan estos es más que suficiente, de hecho, la gracia de esta tarta es el contraste entre los tres chocolates.

Cómo hacer una tarta tres chocolates

Kate Smirnova iStockPhoto

Ingredientes

Para la base

  • Galletas de chocolate, 200 g (pueden ser tipo Oreo)
  • Mantequilla, 60 g
  • Leche, 20 ml

Para la capa inferior de chocolate negro

  • Chocolate negro, 150 g
  • Nata para montar, 200 ml
  • Leche entera, 200 ml
  • Cuajada, 1 sobre

Para la capa intermedia de chocolate con leche

  • Chocolate con leche, 150 ml
  • Nata para montar, 200 ml
  • Leche entera, 200 ml
  • Cuajada, 1 sobre

Para la capa superior de chocolate blanco

  • Chocolate blanco, 150 ml
  • Nata para montar, 200 ml
  • Leche entera, 200 ml
  • Cuajada, 1 sobre

Para la ganache de chocolate negro

  • Chocolate negro, 100 g
  • Nata para montar, 100 g

Para decorar

  • Arándanos o frutos rojos como fresas, frambuesas, etc
  • Cacahuetes bañados en chocolate blanco
  • Chocobolas tipo Maltesers
  • Trozos de galleta
  • Barquillos o cucuruchos de helado
  • Hojitas de menta fresca

Paso 1

Preparamos la base, para ello trituramos las galletas -podemoos hacerlo muy fácilmente metiendo las galletas en una bolsa y golpeando con un rodillo o mismo con una sartén-, las mezclamos con la mantequilla fundida y la leche hasta formar una masa. Colocamos un papel de horno en el fondo de un molde desmontable, echamos la mezcla de galletas y la extendemos bien presionando con el dorso de una cuchara o el fondo de un vaso.

Paso 2

Disolvemos el sobre de cuajada en 100 ml de leche y reservar. Troceamos el chocolate negro y reservamos. En un cazo ponemos a calentar a fuego medio la nata y el resto de la leche. Cuando empiece a hervir, anadimos el chocolate negro troceado y removemos con unas varillas hasta que el chocolate se derrita por completo.

Cuando se haya fundido el chocolate subimos el fuego hasta que recupere el hervor, en ese momento añadimos la cuajada disuelta en leche mientras seguimos removiendo con las varillas. Cocinamos durante un par de minutos sin dejar de remover. Retirar del fuego y volcar sobre la base de galletas, dejamos enfriar unos 10 minutos y metemos en la nevera durante unos 15 minutos o algo más, hasta que podamos comprobar que la capa de chocolate negro se solidificado.

Paso 3

Repetimos el paso anterior pero con el chocolate con leche. Esta vez habrá que tener especial cuidado a la hora de echar la mezcla caliente sobre la capa inferior, así que la echaremos sobre el dorso de una cuchara para que vaya cayendo de forma más suave.

Paso 4

Repetimos lo mismo con el chocolate blanco y dejar enfriar en la nevera tapada con papel film durante un mínimo de 4 horas.

Paso 5

Preparamos la ganache, para ello trocear el chocolate negro, poner a calentar la nata a fuego lento, cuando empiece a hervir, retirar del fuego. añadir el chocolate troceado y remover con las varillas hasta que se funda. Dejamos templar un par de minutos . Desmoldamos la tarta y dejamos caer la ganache sobre el borde de la superficie superior de la tarta para que gotee por los laterales y haga ese efecto dripping que ahora está tan de moda.

Paso 6

Terminamos de decorar al gusto con arándanos, chocobolas, cacahuetes bañados en chocolate blanco, trozos de galletas, hojitas de menta, etc.