Postres

Galletas de chocolate y café, receta y secretos de las Mocha Cookies

Descubre todos los trucos de la mejor receta de galletas de chocolate y café al estilo de las cookies americanas. Muy jugosas y con todo el sabor del cacao.

15 marzo, 2021 18:48

Aunque ya empiece el buen tiempo en España, todavía quedan lluviosas tardes por delante y, entre eso y la situación sanitaria que atraviesa el país, las próximas vacaciones de Semana Santa serán muy caseras. Por ello y porque vamos a tener más tiempo de enredar en los fogones, queremos hacerte los próximos días más llevaderos con la receta de hoy. Una preparación muy divertida para engorronar la cocina y ayudarte de los más peques: galletas de chocolate y café, una receta fácil y rápida ideal para hacer con niños.

Y es que, la verdad sea dicha, ¿a quién no le gusta ver llover con un café caliente y una maravillosa bandeja de galletas? Porque es así, mejor tener un táper a mano porque una de las muchas cosas buenas que tiene este tipo de elaboración es que puede hacerse una buena cantidad de ellas y guardarlas en un recipiente tapado para que no se sequen. Cookies para los que nunca han hecho cookies.

Recetas de galletas hay muchas, pero pocas tan rápidas y fáciles como la de hoy. Literalmente, en menos de 30 minutos tenemos listas unas galletas increíbles para empapar en café, desayunar todos los días o llevar a una fiesta de cumpleaños. Además, galletas cien por cien naturales, sin aditivos ni conservantes. Solamente ingredientes que todo el mundo tiene en casa y que, de la mejor calidad posible, no tiene ni que constituir un capricho. Un cacao en polvo puro, un chocolate de alto porcentaje y la cantidad razonable de azúcar lo convierten en un desayuno o una merienda apta para todos los públicos y para muchos días.

Así es, no quiero decir que son unas galletas “fitness” o saludables porque no dejan de ser galletas, pero, en su justa medida, sí son equilibradas e infinitamente superiores a cualesquiera productos procesados que podemos encontrar en los supermercados. Como todo en la vida, en el término medio está la virtud.

Cómo hacer galletas de chocolate y café

Ingredientes

  • Harina de trigo común, 220 g
  • Cacao en polvo puro, 20 g
  • Levadura de repostería, 1 cucharadita
  • Bicarbonato sódico, 1/2 cucharadita
  • Azúcar, 160 g
  • Huevo campero, 1 ud
  • Mantequilla, 125 g
  • Café instantáneo, 4 cucharadas
  • Chocolate con avellanas troceado, 150 g
  • Sal, una pizca

Paso 1

Como toda la repostería que se hace en el horno, lo primero y casi más importante es precalentarlo a 200 ºC con calor arriba y abajo. Junto a ello, preparar una bandeja con papel sulfurizado para evitar que nuestras futuras galletas se peguen y arruinen nuestra maravillosa merienda. Y también dejar una rejilla preparada. 

Paso 2

En primer lugar, en un bol, mezclar todos los ingredientes secos, menos el azúcar: harina, bicarbonato, cacao puro, café y pizca de sal. Integrar todos los elementos bien.

Paso 3

El segundo paso es, por separado, derretir la mantequilla en el microondas (durante 50 segundos es más que suficiente, pero, eso sí, siempre tapado y removiendo cada 20 segundos. (spoiler: puede explotar) y mezclarla con el azúcar hasta conseguir una textura homogénea.

Paso 4

Ahora, juntar los ingredientes secos con la mezcla de azúcar y mantequilla. Cascar un huevo y con la ayuda de la cuchara, mezclar todo bien. Llegará un momento en el que no podamos, será cuando tendremos que meter las manos hasta que todo esté bien integrado.

Paso 5

Cortar las onzas de chocolate negro en cuadraditos pequeños y reservar 16 pedazos (teóricamente, con estas cantidades salen 16 galletas gorditas). Añadir el resto del chocolate a la mezcla y, una vez unificado, empezar a formar las galletas.

Paso 6

Coger una bolita pequeña, darle forma redondeada y colocar sobre la bandeja con papel sulfurizado. Justo encima, colocar el pedazo de chocolate que habíamos reservado apretando un poco hacia abajo.

Paso 7

Disponer todas las galletas en la bandeja dejando una separación razonable porque van a crecer (unos 5-7cm) y hornear a 200 grados durante 10 minutos. Hay que vigilarlo porque todos los hornos son muy distintos. Cuando se hayan expandido y abierto un poquito estarán deliciosamente listas.