Postres

Bizcocho cuatro cuartos, receta de bizcocho que siempre vas a recordar

La del bizcocho cuatro cuartos es una de las recetas más sencillas de hacer y probablemente la más fácil de recordar y de adaptar a las raciones que necesites.

2 mayo, 2020 12:45

Esta de hoy es una receta de bizcocho clásico, pues probablemente el bizcocho cuatro cuartos sea algo así como la receta que combina los ingredientes básicos en las proporciones óptimas para que el resultado sea un bizcocho esponjoso.

Ingredientes

  • Huevos
  • Azúcar, mismo peso que de huevos sin cáscara
  • Aceite de girasol, mismo peso que de huevos sin cáscara
  • Harina, mismo peso que de huevos sin cáscara
  • Impulsor químico, 4 g por cada huevo
  • Ralladura de limón, esencia de vainilla o similar, opcional

Paso 1

Precalentamos el horno a 200ºC. Cascamos el huevo o los huevos en un bol y los pesamos. Reservamos el mismo peso de azúcar, aceite de girasol y harina.

Paso 2

Batimos los huevos con el azúcar a velocidad alta usando unas varillas eléctricas hasta que blanqueen y dupliquen su volumen.

Paso 3

Añadimos el aceite de girasol en forma de hilo fino mientras seguimos batiendo a velocidad muy lenta, lo justo para que se integre el aceite. Si vamos a usar algún aromatizante como esencia de vainilla, ralladura de limón, jengibre o similar es el momento de añadirlo.

Paso 4

Mezclamos la harina con el impulsor y tamizamos esta mezcla sobre la mezcla de huevos y demás. Integramos la harina realizando movimientos envolventes con ayuda de una espátula de cocina.

Paso 5

Echamos la mezcla en un molde forrado con papel de horno y cocinamos en horno precalentado a 200ºC hasta que al pinchar con un palillo salga limpio. El tiempo total variará en función del tamaño de nuestro bizcocho. Si es un bizcocho pequeño de un huevo con unos 25 minutos más o menos será suficiente, así que podemos empezar a comprobar el punto pasado ese tiempo.

Para un bizcocho de cuatro huevos, serán necesarios unos 45 minutos, así que no abriremos el horno para comprobar hasta que no haya pasado ese tiempo. Como cada horno es un mundo y puede que el vuestro caliente más o más rápido que el mío, si durante el horneado veis que el centro del bízcocho está subiendo muy rápido hasta el punto de que parece que va a quemarse y los bordes apenas suben, bajáis la temperatura a 180ºC.

Si, por el contrario, vuestro bizcocho sube por los bordes pero el centro continúa hundido, eso es señal de que vuestro horno no calienta mucho, para solucionarlo, subid la temperatura 10ºC y si no reacciona, la subís otros diez grados.

Paso 6

Cuando el bizcocho esté listo lo sacamos del horno, dejamos enfriar 10 minutos, desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.

Notas

Como habéis visto se trata de una receta muy fácil de recordar, pues son cuatro ingredientes principales con la misma cantidad de cada uno de ellos (de ahí el nombre de cuatro cuartos) y el impulsor, de nuevo hace referencia al cuatro pues son esos los gramos que se necesitan por cada huevo. Por supuesto que luego el bizcocho se puede aromatizar con lo que queráis y se le pueden añadir tropezones como pasas, trocitos de frutas deshidratas, frutos secos, chocolate...

Podemos servirlo tal cual o espolvorearlo con azúcar glass, o bañarlo en un delicioso glaseado o con una capa de chocolate fundido por encima.