Postres

Magdalenas de plátano y chocolate, receta fácil para un desayuno delicioso

Estas magdalenas de plátano y chocolate las puedes hacer por capricho o usando la vieja excusa de que tenías unos plátanos dando vueltas por el frutero.

Entre el plátano, el chocolate y el aceite de oliva el sabor de estas magdalenas de plátano y chocolate es realmente intenso y espectacular, y la textura es perfecta para prepararse un buen desayuno y tomarlas mojaditas en el café o un vaso de leche. Una forma perfecta y deliciosa de aprovechar los últimos plátanos que te han quedado despistados en el frutero.

Ingredientes

  • Huevos, 4
  • Plátanos maduros, 3
  • Harina de avena, 200 g
  • Impulsor químico, 1/2 sobre
  • Esencia de vainilla, 2 cucharaditas
  • Cacao puro, 2 cucharadas
  • Azúcar, 100 g
  • Aceite de oliva, 75 g
  • Pepitas de chocolate

01: Preparar la mezcla

Lo primero que vamos a hacer será pelar los plátanos y en un cuenco grande simplemente los chafamos con la ayuda de un tenedor, no hace falta esmerarse mucho en este paso.

A continuación añadimos los huevos, el aceite, la vainilla y el azúcar, y ahora sí los batimos bien con una batidora de brazo para que quede todo bien triturado y bien mezclado.

Ahora añadimos el resto de ingredientes, la harina, la levadura y el cacao, y mezclamos con unas varillas manuales.

Finalmente las pepitas de chocolate, la cantidad al gusto, puedes añadir un paquetito entero o simplemente lo que te quedó de alguna otra preparación, al gusto. También puedes trocear una tableta si no tienes a mano unas pepitas.

02: Dejar reposar en la nevera

Cuando ya tengamos todo bien mezclado metemos el cuenco en la nevera durante 1 hora.

03: Rellenar los moldes y hornear

Pasado este tiempo, calentamos el horno a 180ºC, metemos la mezcla en unas cápsulas grandes de muffins, de ración que les llamo yo, nos llegará para unas 10 unidades, y horneamos unos 20 minutos.

Comprobamos que estén cocinadas pinchando con un palillo y comprobando que éste salga limpio. Cuando estén listas nuestras magdalenas de plátano y chocolate las sacamos del horno y las dejamos enfriar sobre una rejilla. Se conservan varios días en una lata o en una bolsa bien cerrada.

Tengo un amor-odio por los plátanos que me hace tenerlos siempre en casa pero que en su corto período de vida sólo puedo utilizarlos para determinadas cosas según su grado de madurez. Los compro algo verdes y me encanta añadirlos a la ensalada o tomarlos mezclados con un yogur y unos cereales, pero es imprescindible que estén verdes, por lo que solo puedo hacerlo uno o dos días.

De repente pasan al siguiente estado de maduración donde a mí ya no me gustan pero a los niños les encantan, los toman así directamente o los añado a los batidos, normalmente mezclados con zumo de naranja, unas fresas congeladas o arándanos, frambuesas, un poco de sirope de ágave, una cucharadita de avena soluble y leche, completitos vamos.

Pero además de los batidos me apetecía probarlos en alguna otra receta, cuando te sobran muchos plátanos maduros en el frutero tampoco es que puedas hacer una docena de batidos de una sentada, así que empezó la búsqueda, hay miles de recetas y aparentemente muy apetecibles, pero de todas las que he probado no he conseguido que ninguna me gustara a mí, no significa que no sean estupendas, pero concluí que a mí no me gustaban los plátanos cocinados y parecía que no había nada que hacer para cambiarlo.

Y de repente una nueva receta llegó y lo volví a intentar, por intentarlo no perdía nada, y gustándonos como nos gustan las magdalenas las posibilidades de éxito eran más altas. La combinación de plátano y chocolate sabíamos que era perfecta, sólo quedaba ver el resultado final ….. y a todos les encantaron! Pero lo más sorprendente fue que a mí también!

Y como estamos seguros de que a ti también te van a encantar estas facilísimas magdalenas de plátano y chocolate, cuando las hagas en casa recuerda hacerles una foto, subirla a tus redes sociales y etiquetarnos en Facebook o Instagram para que podamos verlas.