Hay muchas formas de hacer la pasta, es uno de los grandes submundos de la cocina, pero no siempre pensamos en las verduras como un buen acompañante, hasta que… descubres como yo, que con espinacas, el alimento de Popeye, te queda delicioso cualquier plato de pasta. En mi caso, he hecho tiburones (algún día me gustaría saber el porqué de este nombre). La receta es súper sencilla y sana, nada de lo típico de echarle queso y cuatro  salchichas por encima. Te cuesta el mismo esfuerzo, pero aportas mucho más a la comida. Anímate y verás.

Ingredientes

  • Pasta, del tipo que sea: Macarrones, Plumas, Espaguettis, etc…
  • Espinacas frescas o congeladas
  • Nata para cocinar
  • Nuez Moscada
  • Pimienta
  • Sal y aceite

Noticias relacionadas

 

Preparación

Lo primero es cocer la pasta en abundante agua con sal, ya sabéis (Dejar al dente porque luego les esperan 10 minutos de horno). Mientras cuece, prepararemos la salsa de espinacas. Yo he usado espinacas frescas, que aunque no son tan cómodas como las congeladas, no cuesta nada ya que pasas por algún mercado comprar unas hojas. El sabor es infinitamente superior, y en purés ya ni te cuento.

Por otro lado, en una sartén con una pizca de aceite, echaremos las hojas de espinaca nada más encender el fuego, y dejaremos que se vayan haciendo, hasta que se queden como una pasta verde. En ese momento echaremos el bote de nata para cocinar, la pimienta, la sal y la nuez moscada y removeremos bien para que se mezcle todo. Dejaremos hervir no más de 2 o 3 minutos la salsa.

Para entonces, tendremos que tener lista la pasta. La escurrimos y la ponemos en una fuente de cristal o barro. Echamos por encima la salsa de espinacas que nos ha quedado (ojo con meter el dedo :P) y ponemos por encima unas lascas de queso para que se gratinen en el horno. 10 minutos de grill de horno a máxima potencia y tendremos listo el plato: unos deliciosos tiburones o la pasta que sea, con salsa de espinacas. Popeye estaría encantado.

Resultado

Tardas lo mismo en hacer la salsa que en cocer la pasta, luego, no te llevará más tiempo comer un plato sanísimo, y que suaviza el sabor de las espinacas, haciéndolo apto para el que no sea muy amigo del verde. Y de nuevo insisto, verás que alegría si compras la espinaca fresca en hojas 🙂

Tiempo: 20 minutos

Dificultad: 3/10

Digestión: 2/10

Precio: 3€ en total