Ensaladas

Ensalada de cogollos asados y salsa César de boquerones

Los cogollos a la brasa son perfectos para hacer una ensalada original y diferente, acompañada de una salsa César a partir de boquerones en vinagre. Una receta para sorprender.

8 abril, 2021 18:42

Los cogollos a la brasa están de moda en España. Afirmación al canto, lo sé, pero es que cada vez los veo en más sitios. Igual que utilizarlos a modo de ssäm como el caso del ssäm de panceta de Dabiz Muñoz o esa ensalada César en cogollo que hacen en el nuevo Papúa. Los he visto también en una suerte de ensalada César unitaria en el recién estrenado AsiaKO así que cogiendo un poco de aquí y de allá y abriendo la nevera he de decidido montar una ensalada de cogollos con una suerte de salsa César versionada, tomatitos asados y también tomates secos.

En España, esta ensalada ha calado a todos y gusta tanto a pequeños como a mayores, sabiendo que las posibilidades con ella son casi infinitas. La hemos visto con pollo a la plancha y también con pollo frito, con beicon, con croutons, con lechuga iceberg y también con coles, aunque la auténtica y verídica del Hotel Caesar es sólo una. 

Los cogollos de lechuga son frescos, nos permiten comprar cantidades pequeñas y se guardan bien en la nevera por eso os animo siempre a cocinar con ellos. Son perfectos para sostener un cóctel de langostinos y también para hacer ensaladas de pulpo y, en esta ocasión, comprobaréis que son ideales a la plancha como base de una ensalada pero también ligeramente aliñados como acompañamiento de cualquier carne o pescado.

Ellos serán el fondo de esta ensalada de hoy, coronada encima con una salsa a partir de boquerones en vinagre, mahonesa, vinagre, miel y mostaza de hierbas, tomatitos cherry asados, tomates secos y también queso de vaca curado rallado. Una ensalada diferente, muy vistosa y tremendamente sorprendente que después podréis versionar con los añadidos que os apetezca o que encontréis en la nevera.

Cómo hacer una ensalada de cogollos con salsa César

Ingredientes

Para la salsa

  • Boquerones en vinagre pequeños, 8 ud
  • Mahonesa, 2 cucharadas
  • Mostaza verde de hierbas, 1/2 cucharadita
  • Miel, 1/2 cucharadita
  • Vinagre balsámico, unas gotas
  • Sal, c/s
  • Agua, al gusto
  • Cogollos de lechuga, 2 ud
  • Tomatitos cherry tipo kumato, 8 ud
  • Aceite de oliva virgen extra, 2 cucharadas
  • Orégano, una pizca
  • Sal, c/s
  • Tomates secos, 2 ud
  • Queso de vaca curado, 20 g

Paso 1

Disponer los tomatitos cherry en una bandeja apta para el horno, regar con aceite de oliva virgen extra, sal y orégano y hornear a 200 ºC durante 20 minutos. Cuidado porque esto depende de cada horno, los deberemos sacar cuando veamos que la piel de arriba empieza a tostarse mucho. Dejar enfriar completamente. 

Paso 2

Cortar los cogollos longitudinalmente en tres lonchas, o también en mitades, pero un cogollo nos permite cortarlo bien en tres sin problema.

Calentar un poco de aceite en una plancha y dorar, a fuego fuerte, los cogollos por ambas caras. Terminar con un poco de sal y pimienta negra para que ellos mismos ya tengan su sazón. Reservar para montar el resto de la ensalada.

Paso 3

Preparar la salsa. Para eso picar finamente los boquerones en vinagre con la ayuda de un cuchillo o majarlos con un mortero para hacer una especie de pasta. Mezclar estos boquerones con la mahonesa, la mostaza de hierbas, la miel y el vinagre balsámico y remover bien. Poner a punto de sal al gusto de cada uno. Si la salsa es muy densa agregar unas gotas de agua.

Paso 4

Disponer los cogollos en un plato y, sobre ellos, extender la salsa de boquerones asegurándonos que toca a cada uno de ellos. Situar también en la ensalada los tomatitos cherry asados y los tomates secos que trocearemos o bien con las manos o con el cuchillo, la idea es que se repartan por toda la ensalada. 

Paso 5

Rallar el queso encima de toda la ensalada y servir al momento, es una ensalada templada pero no caliente.

Trucos y sugerencias

Podríamos hacer esta misma ensalada añadiendo pollo salteado o frito, beicon muy crujiente o incluso unos dados de remolacha salteados. Si queremos darle un toque más especial a nuestra salsa podríamos emplear una mahonesa trufada o también un golpe de picante que le dará alegría al conjunto.