Carne

Fideuá de pollo y habitas, receta fácil y rápida para chuparte los dedos

Más rápida que el arroz, muy suculenta e igual de resultona, así es esta fideuá de pollo y habitas con la que sólo con seguir el paso a paso triunfaréis

28 septiembre, 2020 12:00

Aunque la fideuá tradicional -la originaria de Gandía (Valencia - España)- suele ser siempre de pescado o marisco al ser un plato popular de pescateros, estos fideos en paella también pueden versionarse con carnes o aves para convertirse en los perfectos sustitutos de cualquier arroz. Esta fideuá de pollo y habitas, con más verduras incorporadas como el calabacín o el pimiento es muy rápida de preparar pero sí es verdad que hay que saber algunos trucos para conseguir un resultado óptimo. 

1) El pollo se puede agregar al principio y dejarlo durante toda la cocción, troceado en la paella pero sacándolo e incorporándolo al final conseguimos que quede mucho más tierno y jugoso. 

2) El tamaño ideal de los fideos es el número 3, que es el mediano, aunque en realidad podéis hacerlo con más gruesos o también con fideo cabellín que es el que normalmente se usa para el rossejat.

3) Es muy importante que conservéis las cantidades de fideos/caldo intactas, y el fuego al ritmo que debe estar, para que queden los fideos al dente y no se haga un engrudo ni se quede meloso. El caldo debe estar siempre caliente. 

4) Cuanto más sabor tenga el caldo, en este caso a pollo, más rica estará la fideuá. Un truco para conseguir un caldo de pollo más potente es tostar los huesos previamente en el horno. 

5) Lo ideal es hacerlo en la paella y al fuego pero también podréis hacerlo en inducción o vitrocerámica, moviendo la paella para que el calor se distribuya bien. Si no tenéis paella, os valdrá una sartén que luego podáis meter en el horno (cuidado con los plásticos)

Propiedades nutricionales del pollo

Según la Fundación Española de la Nutrición "la carne de pollo tiene como componente mayoritario, en un 70% aproximadamente, al agua. Le siguen las proteínas con alto valor biológico, dado su contenido en aminoácidos esenciales.

El pollo se puede considerar una carne magra, sobre todo cuando se consume sin piel donde reside una parte importante de la grasa. La grasa es mayoritariamente grasa monoinsaturada constituida principalmente por ácido oleico, seguida de la grasa saturada, representada sobre todo por el ácido palmítico. También encontramos una cantidad de ácidos grasos poliinsaturados, principalmente en forma de ácido linoleico, variable dependiendo de la alimentación del ave. La carne de pollo se distingue de la de vacuno o porcino en que su contenido en colesterol es más elevado, prácticamente el doble.

Con respecto a los micronutrientes el pollo es fuente de minerales como el fósforo,
el cual contribuye al mantenimiento de los huesos y dientes en condiciones normales.
Las principales vitaminas presentes son del grupo B, destacando la niacina y la vitamina B6. Una ración de pollo aporta el 73% y 97% respectivamente de las ingestas recomendadas de niacina para hombres y mujeres de 20 a 39  años que practican actividad física de forma moderada.

Las actuales recomendaciones nutricionales, aconsejan el consumo de 3 raciones a la semana de carnes magras, alternando el consumo entre distintos tipos entre los que está el pollo."

Cómo hacer una fideuá de pollo y habitas

Ingredientes

  • Fideos medianos, 300 g
  • Caldo de pollo, 500 ml
  • Contramuslos de pollo deshuesados, 3 u
  • Diente de ajo, 1 u
  • Pimiento rojo, 50 g
  • Pimiento verde, 50 g
  • Calabacín, 50 g
  • Puerro, 1/2 u
  • Habitas fritas en aceite, 70 g
  • Tomate frito, 2 cuchadas
  • Azafrán, 4 hebras
  • Sal, c/s

Paso 1

Calentar en la paella un poco de aceite de oliva y marcar a fuego fuerte los contramuslos de pollo. Primero por un lado durante 1,5 minutos y luego por el otro igual. Sazonar y reservar a un lado. 

Paso 2

En ese mismo aceite, o echando un poco más, dorar el ajo picado muy finito y cuando empiece a dorarse añadir todo el resto de las verduras menos las habitas, troceadas finamente pero no muy pequeñas. Añadir sal y saltear a fuego medio hasta que empiecen a tostarse, no buscamos un pochado. 

Paso 3

Incorporar las habitas y acto seguido el tomate frito y dejar reducir durante un par de minutos más. Añadir entonces los fideos y rehogar bien, que se seque mucho todo, que los fideos se tuesten un poco ligeramente dentro del sofrito. 

Paso 4

Incorporar el caldo caliente con el azafrán y dejar a fuego alto durante 2 minutos, bajar el fuego a medio y cocinar 4 minutos más. 

Paso 5

Trinchar el pollo y colocar encima de la fideuá y llevar todo al horno precalentado a 250ºC con el grill durante 3 minutos o hasta que la fideuá se seque por completo y el pollo empiece a dorarse.