Pollo a la Coca-Cola

Pollo a la Coca-Cola

Carne

Pollo a la Coca-Cola

Noticias relacionadas

Seguramente habreis visto esta receta mil veces en miles de sitios, y si no, seguro que os habrán hablado de ella. Poco a poco, esta “cochinada” se va haciendo un hueco en los recetarios, así que no podía faltar en el nuestro.

Ingredientes

  • 1 kilo de pollo, puede ser pechuga en trocitos o unos muslitos, alitas, el pollo entero… lo que te apetezca.
  • 1 lata de cocacola menos un sorbito (aunque dicen que con la light no funciona, yo lo he hecho con cocacola light y estaba bien bueno)
  • 1 sobre de sopa de cebolla
  • Pimienta y nuez moscada al gusto (sal no, la sopa de cebolla ya es muy salada)
  • 50 ml. de nata líquida para cocinar
  • Guarnición: champiñones, guisantes, arroz blanco, patatas asadas…

Una receta fácil donde las haya y sorprendentemente buena teniendo en cuenta que parece salida de la improvisación de unos adolescentes desesperados. Porque no me digais, la mezcla de ingredientes es de traca! No sé por qué, pero en mi cabeza visualizo el momento de la creación de la receta y veo a unos estudiantes universitarios compartiendo piso, muertos de hambre tras una noche de juerga y echando a la olla todo lo que pillaban por la nevera.

– Chicos, aquí hay una lata de cocacola
– Traela! Echa echa!
– y sopa de cebolla de sobre…
– eso no puede estar malo, échalo también!

El caso es que aunque la mezcla de ingredientes pueda parecer poco ortodoxa, como cocinillas exploradores que somos hemos hecho la receta y la hemos probado para dar fe de que por raro que parezca, el invento está muy bueno! Así que animaos a probarla!

 

 

Preparación

Lo mejor de esta receta es que además de multitud de ingredientes también acepta diversos modos de cocción. He visto recetas en donde se pone el pollo en una fuente, se le echan por encima todos los ingredientes y se hornea durante cincuenta minutos a 200º, dando la vuelta al pollo a mitad de cocción para que se haga por los dos lados. Así de fácil.

Pero esta vez lo hemos preparado en olla al fuego (bueno, yo lo hice en thermomix, pero para el caso esta vez es más o menos lo mismo). Para hacerlo así sólo tenemos que poner en una olla todos los ingredientes excepto la nata y la guarnición que nos los dejaremos para el final.

Tapamos la olla y la dejamos a fuego medio-suave durante unos 20 minutos, removiendo de vez en cuando para que no se pegue. Cuando el pollo ya esté hechito añadimos la guarnición si la queremos mezclar con el pollo (como sería el caso de los champis o los guisantes y quizá también el arroz blanco, aunque este también puede servirse aparte) y finalmente echamos el chorrito (50 ml) de nata líquida. Dejamos que haga chup chup un par de minutillos más y listo! Más fácil imposible!

 

Resultado

Una receta muy rica para preparar en un pis-pás aunque seas un cocinillas con la “L” de novato.

Tiempo: 25 minutos

Dificultad: 1/5

Digestión: 2/5

Precio: 2 €