capuchino-instantaneo-00

capuchino-instantaneo-00

Bebidas

Cómo hacer tu propio capuccino instantáneo

Os contamos una forma sencillísima de hacer en casa nuestro propio capuccino instantáneo como el que se vende ya preparado.

Noticias relacionadas

Este truco de hoy es una receta de anuncio, el famoso capuccino instantáneo que allá por los 90 nos prometía la solución a todos los problemas y sinsabores del día nada más llegar a casa.

Ingredientes

  • Leche en polvo, 1 taza
  • Café soluble normal o descafeinado, ½ taza
  • Azúcar glass, ¼ taza (*)
  • Cacao en polvo, 1 cucharadita
  • Canela en polvo, ½ cucharadita
  • Vainilla, 1 vaina
  • Básicos:
  • Opcionales, normalmente usaremos solo uno de ellos:
  • (*) Un poco más si os gusta que sepa dulce, aunque también se puede usar algún edulcorante en polvo.

Confieso que alguno probé en su momento, a pesar de que el invento en cuestión barato no es, pero dejé de comprarlo cuando hace unos cuantos años, un compañero de trabajo brasileño nos enseñó que preparar una versión casera y al gusto de cada uno es la mayor tontería del mundo y encima sale muchísimo más barato. Así que, pensando sobre todo en los nostálgicos, hoy os cuento cómo hacer vuestro propio capuccino instantáneo.

Cómo hacer tu propio Capuccino instantáneo

capuchino-instantaneo-01

capuchino-instantaneo-01

Con las cantidades que os pongo sale para preparar unos cuantos capuccinos, así que yo lo que hago es guardar la mezcla en algún bote de café soluble vacío.

capuchino-instantaneo-02

capuchino-instantaneo-02

Y es algo tan sumamente simple como mezclar la leche en polvo, el café instantáneo, el azúcar glass y el cacao en este caso en el mismo bote en el que vamos a guardar la mezcla, cerrándolo y agitando bien. Si optamos por la vainilla, abriremos la vaina y rasparemos lo de dentro para añadirlo a la mezcla, pero la vaina abierta la dejaremo enterrada en la mezcla para que sigan desprendiendo su aroma.

capuchino-instantaneo-03

capuchino-instantaneo-03

Cuando queramos preparar nuestro capuccino instantáneo, simplemente servimos 2 cucharadas de la mezcla en una taza, añadimos una cucharadita de agua fría, mezclamos bien con la cuchara y terminamos de llenar la taza añadiendo poco a poco agua caliente mientras seguimos removiendo con la cuchara.

Hacer la mezcla en casa tiene sus ventajas, sobre todo si ya sueles tener los ingredientes para usarlos en otras recetas, siendo así es más barato, puedes hacerlo normal o descafeinado, añadirle el sabor que quieras, ponerle más o menos azúcar e incluso hacerlo con otros edulcorantes.