cerveza-01

cerveza-01

Bebidas

Cómo servir la cerveza correctamente

Explicamos todo lo que hay que saber para servir la cerveza correctamente, cómo echarla en el vaso y cuál es la temperatura correcta de servicio.

Noticias relacionadas

Seguimos hablando de cerveza y ahora que después del post de hace un par de semanas todos tenemos claro cuál es el mejor vaso para cada tipo de cerveza, hoy vamos a centrarnos en cómo servir la cerveza correctamente y vamos a ver cuál es la forma correcta de echar la cerveza en el vaso, la temperatura a la que debemos servirla y hasta cómo debemos guardarlas en la nevera, que parece una tontería, pero por extraño que parezca no es algo que siempre se haga bien. Si no me creéis, haced memoria y pensad en las veces que os han servido una cerveza en un bar con el vaso apoyado en la mesa y echando la cerveza en él como si fuera un refresco, y lo que es peor, cuántas veces os han puesto una cerveza o una caña en un vaso o en una jarra congelada.

Que no nos cansamos de repetirlo, la cerveza no es un refresco y para disfrutarla completamente hay que mimarla un poco.

Cómo servir la cerveza correctamente

Antes de empezar, un punto importante que la mayoría de la gente no se plantea y es dejar bien claro que la cerveza no es un vino y así como estamos acostumbrados a ver las botellas de vino almacenadas en horizontal en las bodegas, este sistema no es válido para las cervezas y menos aún cuando se trata de cervezas artesanas.

¿Por qué hay que guardar las cervezas en vertical?

Pues son varias las razones por las se deben guardar las cervezas en vertical:

  • La levadura de la cerveza suele dejar sedimentos -posos- que se quedan en el fondo de la botella y si tumbamos la cerveza lo que harán es enturbiarla. Dejándola en vertical será mucho más fácil servir la cerveza correctamente dejando los posos en el fondo.
  • Guardando la cerveza en vertical, la cantidad de cerveza que no está en contacto con el vidrio, es decir, que está en contacto con el aire es menor, por lo que el proceso de oxidación es más lento.
  • Cuando son cervezas con tapón de corcho, tumbar la cerveza hace que esta coja sabores extraños del corcho.

Por supuesto, si no están en la nevera, deben estar en un sitio fresco y alejado de la luz.

Cómo se sirve la cerveza correctamente en el vaso

Hay algunas que incluso nos traen un esquema, pero en general el método que os vamos a contar es válido para la gran mayoría.

Lo primero, como ya sabemos, es escoger el vaso adecuado para servirla.

servir-cerveza

servir-cerveza

 

Obviamente el vaso debe estar limpio y se recomienda enjuagarlo con agua fría antes de servir la cerveza y escurrirlo bien pero sin secarlo, de esta forma quedará una película finísima de agua que hará que la cerveza resbale por el vaso y ayudará a que la espuma se forme correctamente.

Para servir la cerveza correctamente en el vaso:

  1. Lo inclinamos un ángulo de unos 45º y con la botella en horizontal dirigimos el chorro hasta el punto medio de la pared del vaso (el que está señalado con un círculo en rojo).
  2. Cuando el nivel de la cerveza en la parte del vaso que está debajo esté a unos 3-4 cm del borde, es el momento de poner el vaso en vertical y seguir echando la cerveza con el chorro apuntando al punto medio de la superficie desde una altura que puede ir desde los 7 u 8 cm hasta los 15 cm. Cuando menos carbónico tenga la cerveza, más tendremos que levantar la botella para formar la corona de espuma.
  3. Es recomendable dejar el “culín” en la botella, sobre todo si es una cerveza artesana, para no enturbiar la cerveza con los posos.

Para servir la cerveza correctamente no debemos echarla en el vaso a toda pastilla, pero hay que hacerlo con decisión, pues si se hace muy despacio no se formará bien la espuma, pero si se hace rapidísimo se formará demasiada.

¿Cerveza en jarra en helada? No, gracias

Que sí, que en verano hace mucho calor. Pero sí lo que queremos es un helado, casi mejor un polo. Ahora en serio, la cerveza hay que servirla fría, pero la temperatura para servir la cerveza correctamente nunca debe ser inferior a los 5ºC, por debajo de esa temperatura no se pueden apreciar sus matices. ¿A qué alguna vez habéis escuchado a alguien que no le entusiasma la cerveza decir eso de “qué bien entra esta cerveza” o “esta cerveza entra como si fuera agua” cuando en un día de calor les da por tomarse una cerveza helada? Pues es por eso, la cerveza helada es casi como tomar agua helada, vamos, que la cerveza echada a perder.

Y en esas ocasiones, en que te apetece una cerveza fría pero no están en la nevera, recordad que hay un truco muy efectivo para enfriar la cerveza en 5 minutos que ya os contamos hace algún tiempo. Enfriar la cerveza en el congelador, sí, congelar el vaso, no. Importante acordarse de sacarla del congelador pasados los 5 minutos, que al ser una bebida de baja graduación alcohólica, al congelarse aumenta de volumen y puede explotar.

Imagen 2| RW Distributors – Beer education