LianeM iStockPhoto

Aperitivos y entrantes

Huevos mimosa, receta de aperitivo fácil, barato y rico en proteínas

Estos huevos mimosa son una receta que puedes preparar con ingredientes que siempre tienes a mano e incluso aprovechando sobras de pollo o pescado.

29 abril, 2021 17:58

Cuando en España te hablan de huevos mimosa tiendes a pensar que se trata de una receta concreta, pero no es así. Este es el nombre que le dan los franceses a lo que nosotros llamamos huevos rellenos, el mismo plato al que los anglosajones llaman deviled eggs, o lo que es lo mismo, huevos endiablados.

Ingredientes

  • Huevos, 8
  • Pechuga de pollo asado, 1/2 ud
  • Cebolla morada, 1/2 ud
  • Mahonesa, 1 cucharada
  • Lima, 1 ud
  • Agua, 1 vaso
  • Azúcar, 1 cucharadita
  • Sal
  • Perejil fresco

Los huevos mimosa o huevos rellenos pueden prepararse tanto para servirse como plato frío como para ser servidos como plato caliente, su preparación no entraña dificultad, no requiere de un gasto elevado y, si no nos excedemos con ingredientes calóricos como la mahonesa o la bechamel, será también un plato con pocas calorías y muchas proteínas.

Propiedades nutricionales del huevos

Según la Fundación Española de la Nutrición "El huevo es un alimento de elevado valor nutritivo, y con un aporte de energía no muy elevado (84 kcal/unidad de tamaño medio). La proteína es de máxima calidad, por su elevado poder biológico. La FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación) la toma como término de referencia, al presentar proporciones equilibradas de todos los aminoácidos esenciales. En la clara del huevo, algunas de estas proteínas son: la ovoalbúmina (54% de las proteínas de la clara), conalbúmina, ovomucina, ovomucoide, etc., en la yema: las proteínas de los gránulos (lipovitelina, lipoproteínas LDL y fosfovitina), las proteínas del plasma (lipovitelinina y livetina).

Respecto a las grasas, el huevo incluye un alto contenido de ácidos grasos monoinsaturados.

De entre las vitaminas destacan las vitaminas D y A, y las del grupo B (B12, B2 o riboflavina, B3 o niacina y folatos). Entre los minerales, el fósforo (por su elevado contenido en fosfolípidos), el yodo, y el selenio.

Además hay pigmentos, de entre los que destacan los carotenoides asociados a lipoproteínas y las xantofilas (zeaxantina y luteína) con carácter antioxidante."

Cómo hacer huevos mimosa

LianeM iStockPhoto

Para esta receta os proponemos aprovechar unos restos de la pechuga de un pollo asado, pero podríamos usar atún o bonito de lata, sardinas de lata o cocinadas por nosotros como estas sardinas en escabeche, restos de algún pescado al horno...

Paso 1

Picamos finamente la cebolla morada, la ponemos en un bol, añadimos el zumo de lima, el azúcar, media cucharadita de sal y la cubrimos con el vaso de agua. La dejamos reposar mientras vamos haciendo el resto de pasos.

Paso 2

En una olla ponemos a calentar agua con un puñado de sal y un chorro de vinagre. Cuando rompa a hervir, echamos los huevos con cuidado de que no se golpeen ni contra el fondo ni unos contra otros. Los dejaremos cocer durante 10 minutos, pues queremos que la yema quede dura, pero no sobrecocida.

Paso 3

Cuando los huevos estén cocidos los pasamos inmediatamente a un bol de agua con hielo hasta que se enfríen por completo. Los pelamos, los partimos por la mitad a lo largo, retiramos las yemas y reservamos las claras.

Paso  4

Ponemos las yemas en un bol, las aplastamos con el tenedor, añadimos los restos de pollo asado picados muy finos, la mahonesa y la cebolla morada muy bien escurrida. Mezclamos todo muy bien, probamos, rectificamos de sal si es necesario y rellenamos con esta mezcla las mitades de claras de huevos cocidas que tenemos reservadas.

Paso 5

Espolvoreamos con perejil fresco picado y servimos.