Este pastel es perfecto para comer y cenar estos días de verano, porque está riquísimo bien fresquito y no tenemos que estar mucho tiempo en la cocina. Además, por su  sabor y textura suave, es una buena opción para que los niños, y los no tan niños, tomen pescado de una forma diferente, casi sin enterarse …

Ingredientes

  • 250 gr. de filetes de merluza
  • 300 gr. de langostinos pelados y cocidos
  • 6 palitos de cangrejo (surimi)
  • 4 huevos
  • Unas tiras de pimiento rojo (o Piquillo)
  • 1 “chorrito” de ketchup
  • 200 ml de nata líquida para cocinar
  • Sal
  • Pimienta
  • Mayonesa y huevas de lumpo (sucedáneo de caviar), para decorar

Noticias relacionadas

Se puede dejar hecho con antelación, y mientras reposa en la nevera podemos aprovechar el buen tiempo y dar un paseo 😉

Preparación del Pastel frío de merluza y langostinos

  1. Rociamos con aceite la merluza y la cocinamos en el microondas 3/4 minutos.
  2. Mientras, pelamos los langostinos. Reservamos algunos para adornar.
  3. Desmigamos el pescado, quitando la piel y cualquier espina que pueda tener.
  4. En un bol o en el vaso de la batidora ponemos todos los ingredientes: los huevos, la nata, el pescado desmigado, los langostinos y los palitos de cangrejo. Añadimos un “chorretón” de ketchup, salpimentamos y batimos bien toda la mezcla con la batidora. El punto de batido es para gustos, porque si te gusta “encontrarte” trocitos de los ingredientes puedes batirlo sólo un poco. A nosotros nos gusta la textura “paté”.
  5. Engrasamos con aceite el molde elegido (queda muy bien en el de “cake”), y espolvoreamos pan rallado cubriendo bien el interior (echamos una cuchara de pan rallado en el interior del molde y lo vamos girando; quedará adherido únicamente el pan rallado necesario). Llenamos el molde con la mezcla.
  6. Horneamos al baño maría (en una bandeja con 1-2 cm de agua) unos 45 minutos a 200º, o hasta que pinchándolo con una aguja, ésta salga seca. Dejamos templar y reservamos en la nevera.
  7. Para servir, desmoldamos y cubrimos la superficie con una mayonesa ligera. Adornamos con los langostinos reservados y unas cucharaditas de huevas de lumpo, que además de dar  un contraste de color también darán un contraste de sabor, con su toque saladito. Servimos bien fresquito.

Resultado

Si quieres aligerar esta receta, puedes sustituir la nata líquida por leche evaporada.

Podemos utilizar esta receta para aprovechar cualquier pescado que nos haya sobrado, incluso el cocinado, simplemente tendremos que limpiarlo de piel y espinas.

Se puede tomar como plato, acompañándolo de una colorida ensalada, o untado en pan tostado, como si fuera paté.

Además de ser un plato perfecto para el verano, es también un entrante vistoso para fechas señaladas, como fiestas navideñas, etc.

Tiempo: 55 minutos

Dificultad: 1/5

Digestión: 3/5

Precio: 6,5 euros