El seitán es una alternativa estupenda a la carne. Es fácil de preparar y tiene un aporte proteínico enorme. No es solo una alternativa vegetariana para aquellos que no consumen carne, si no que se convierte por sus propiedades nutricionales en un excelente alimento para cualquier persona.

Ingredientes

  • 1 diente de ajo
  • 1/2 cebolla
  • Tomate triturado
  • 200 gramos de seitán

Noticias relacionadas

Lo estupendo del seitán es que nos permite elaborar recetas similares a las que haríamos con la carne, y en este caso os vamos a enseñar a hacer unas albóndigas de seitán, una receta fácil y rápida que veréis está riquísima.

Antes de nada no te olvides de pasar por nuestra receta casera de seitán, ya que os recomendamos elaborar el vuestro propio. Se puede hacer en grandes cantidades y congelar el seitán por raciones para usar cuando queramos. Sale muchísimo más barato así que comprando ya hecho, que es algo caro.

Preparación de albóndigas de seitán

Lo primero será preparar nuestro seitán. Podemos hacerlo antes de elaborar las albóndigas o con tiempo, ya que se puede congelar el seitán perfectamente y no habrá ningún problema. Aquí tienes la receta de seitán casero.

Después cogeremos 200 gramos de seitán y los amasaremos para poder hacer luego las bolas con forma de albóndigas. En esta receta yo usé seitán con centeno, y darle forma es mucho más difícil, de ahí que las bolas de las fotos sean algo chuchurrías. Podemos mezclarlo con lo que queramos, especias, ajo en polvo… incluso echarle un huevo.

Después las vamos a tostar ligeramente, y según el resultado final o lo que nos guste más podemos hacerlo directamente o rebozarlas en huevo y pan rallado. La segunda opción nos dará un resultado final mucho más parecido a las albóndigas de toda la vida, pero nos lo podemos ahorrar si queremos, o sustituir el huevo por agua, como más nos guste. En mi caso están hechas “a pelo”, sin pan rallado.

Una vez marcadas ligeramente durante unos 2-3 minutos a fuego alto retiraremos y empezaremos a preparar la salsa. Simplemente añadiremos un buen chorrito de aceite de oliva virgen extra, el diente de ajo picado y media cebolla muy picada. Lo tendremos al fuego 6/10 durante unos 3-4 minutos hasta que la cebolla empiece a quedar blandita, momento en el cual añadiremos la salsa de tomate. Para esta cantidad nos vale con medio vaso de tomate triturado, pero como vamos a reducir, si te gustan con mucha salsa, puedes llegar a echar casi dos vasos. Añadimos sal de mar y un poco de pimienta.

Añadimos las albóndigas de seitán y dejamos reducir a fuego 7/10 hasta que el tomate haya reducido y sea espeso, momento en el cual estará listo para comer.

Resultado

Las albóndigas de seitán son una alternativa estupenda a la carne, llenas de proteínas. Además están buenísimas, y podemos cambiar la salsa de muchas formas para obtener diferentes resultados más o menos adaptados a lo que a nosotros nos guste.

Tiempo: 15 minutos

Dificultad: 2/5

Digestión: 2/5

Precio: 3€